Uno de los mandatos constitucionales del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional es el acceso universal al agua potable, saneamiento e higiene, bajo este orden el Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE) ha venido trabajando con diferentes instituciones para garantizar que este derecho sea restituido a las familias.

En este sentido, el compañero Virgilio Bravo, director del (FISE), destacó que para este año se tiene previsto ejecutar 19 proyectos de agua potable y 19 proyectos de saneamiento que serán entregados, para dar protagonismo a más de 15 mil familias de comunidades rurales.

También iniciarán 6 proyectos este año 2023, en El Rama, Bonanza, 2 proyectos en El Coral y en Nueva Guinea, para beneficiar a más de 9 mil protagonistas.

"Vamos a iniciar la formulación de 3 macro proyectos donde estamos abarcando 28 comunidades, vamos a tener a casi 18 mil protagonistas, el impacto para cerrar esa brecha, vamos a utilizar esta estrategia. Pero también vamos a gestionar recursos para dos proyectos, hay una posibilidad de que en la Costa Caribe Norte, uno de esos macroproyectos y en la Costa Caribe Sur otro, donde hay 8 comunidades", mencionó.

Dijo que en el 2023 se iniciará la gestión de recursos para la ejecución de 50 proyectos que serán finalizados entre el año 2024 y el 2025, "vamos a abarcar 40 comunidades y el montón que estamos hablando es que van a haber casi 20 mil protagonistas y estamos hablando de un poco más de 27 millones de dólares que vamos a tener de inversión ahí".

Indicó que se fortalecerá el trabajo institucional a través de la implementación de cuatro Ejes de trabajo que se resumen en los siguientes:

1- Contribuir a la restitución del derecho de la población rural al agua segura, saneamiento digno e higiene en respuesta a las urgencias, necesidades y prioridades de las familias con respeto a la Madre Tierra.

2- Fortalecer la articulación efectiva y las alianzas estratégicas del subsector de agua potable y saneamiento rural.

3- Avanzar en el fortalecimiento de la cadena de sostenibilidad de los sistemas de agua y saneamiento a través del Modelo de Gestión Territorial con enfoque social y de equidad.

4- Gestionar con la calidad requerida la organización, eficiencia y eficacia institucional, a través de la aplicación a través de los instrumentos institucionales.

Fortalecimiento de alianza y articulación

Bravo, resaltó que "para nosotros lograr lo anterior, tenemos que establecer una estrategia de articulación, tenemos una acción que tiene que ver con la articulación, la capacitación, por ejemplo tenemos con el Centro SMART, tenemos un vínculo donde hay desarrollo de las capacidades para los técnicos de las alcaldías, las unidades municipales de agua y saneamiento, para los técnicos del FISE, para los estudiantes de las universidades porque también necesitamos preparar desde la universidad a jóvenes que estén dispuestos a trabajar en el tema de agua potable y saneamiento".

"Con la Autoridad Nacional del Agua, nosotros tenemos un vínculo muy estrecho y nosotros también vamos a trabajar con los Comités de Agua Potable y Saneamiento que ya tienen 5 o 10 años de estar funcionando, pero que necesitan habilitarlos, se necesita de volverlos a capacitar sobre temas nuevos y además, nosotros vamos a estarles dando acompañamiento", agregó.

"Nosotros no podemos estar alejados de los siniestros, de las situaciones que pasan, como aquí en Managua, como en las comunidades, nosotros tenemos activados ese sistema donde apunta hacia la prevención, también en el desarrollo de capacidades, para que la gente qué es lo que tiene que hacer y además cómo dar una respuesta inmediata", explicó.

Aseguró que FISE también trabaja con la Red de Agua y Saneamiento de Nicaragua, donde existe la sinergia de 20 instituciones que atiende los sectores del agua potable, saneamiento, capacitaciones y gestión integrada de los recursos hídricos.

Presencia directa en las comunidades

A su vez, el compañero Virgilio Bravo, sostuvo que como parte de las acciones del tercer eje de trabajo está la presencia directa, "ahí vamos a fortalecer a los gestores territoriales, los funcionarios públicos que tenemos como FISE pero que también nos articulamos con otros, para llegar a la comunidad entonces hay que prepararlos a estas personas con elementos nuevos y con los gobiernos municipales identificamos la demanda para convertirla en una cartera que se gestiona para llevarles más agua y saneamiento".

"Pero también un acompañamiento de manera permanente, ahí en ese acompañamiento estamos viendo nosotros cómo están los sistemas viejos, qué capacidades se necesitan, no dejamos a un lado en este tipo de atención a la equidad de género, el mayor impacto que tienen los proyectos de agua potable en las comunidades está referido a las mujeres", agregó.

Para finalizar, comentó que "hay un cuarto elemento que tiene que ver con lo institucional, para prestar un servicio con mayor eficiencia, también tenemos que prepararnos, capacitarnos, tenemos sistemas de control porque tenemos que transparentar los fondos y los recursos".