El Centro Turístico Xilonem recibió este domingo a más veraneantes que llegaron a refrescarse en las dos piscinas en el último día de vacaciones de Año Nuevo.

Como siempre la mayoría de los visitantes llevan su comida elaborada desde sus casas para ahorrarse dinero, alimento que degustan bajo la sombra de los árboles de mango.

A la entrada de cada piscina se indican recomendaciones tanto para niños como adultos. Una de ellas es la vigilancia constante de los adultos a los niños y niñas quienes tienen una piscina diferente a la de los mayores.

XILONOEM

Aunque muchas personas llevan su comida también una gran parte prefiere comer en Xilonem donde se ubican diferentes kioscos que venden comida, ropa de baño y flotadores.

"El clima ha estado lluvioso y nos salió bien porque compramos maruchan, otros café y también trajimos arroz con pollo y gaseosa para pasar un día en familia de manera sana y acá es bien seguro y bonito" dijo Rosaura Silva.

Asimismo, la familia Blanco Fonseca llevó a sus hijos tres hijos y 2 sobrinos quienes jugaron dentro del agua con una pelota de plástico.

"Xilonem es un lugar único en el país, es muy bonito y vale la pena venir a pasar el día de preferencia desde temprano para lograr estar en los ranchitos donde podés dejar las cosas y estar en la sombra hasta poner hamacas", comentó Celeste Fonseca.

XILONOEM

XILONOEM

XILONOEM

XILONOEM

XILONOEM

XILONOEM