La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, resaltó que el día de mañana se celebra la tradicional Gritería en todo el país y aseguró que es una fiesta de alegría y solidaridad entre los nicaragüenses.

"¿Quién causa tanta alegría? en esta Nicaragua de bendición, de trabajo para prosperar, de estudio para prosperar de victoria de la paz que consolidamos todos los días, esta Nicaragua de bendición no nos cansamos de decirlo, somos un país bendecido, privilegiado con un legado histórico, un patrimonio heroico, un patrimonio cultural, una identidad que nos honra a todos, somos un país y un pueblo de bien común, pueblo de Dios, valiente, llenos de fortaleza, somos fortaleza espiritual, solo así se explica lo que vamos haciendo, cómo vamos enfrentando los retos, por esa fuerza de espíritu que tenemos es lo que todos los días nos sostiene, nos impulsa, a ir hacia adelante construyendo un porvenir para todos y de todos, solo con el espíritu y la mano de Dios guiándonos es que podemos explicarnos cómo hacemos siempre para salir adelante para enfrentar todos los retos y trascenderlos y siempre victorioso como pueblo que vence", dijo.

"Fuerza de espíritu en ese todos juntos que decimos cada día porque es en unidad que vencemos y seguimos venciendo, unidad Nicaragua triunfa, y todos juntos vamos adelante como todo pueblo que vence, que sabe luchar porque sabemos luchar, que sabe vencer porque sabemos vencer, que sabemos celebrar, agradeciendo a Dios por todos sus dones, esos magníficos dones que recibimos todos los días y que convertimos en prodigiosa victoria con el trabajo duro, abnegado, con el estudio aplicado, con la promoción de salud y con la dedicación de cada uno de nosotros y de este Gobierno en el que todos somos presidentes con la dedicación y el amor que ponemos, con la devoción a Dios y la devoción al trabajo y la vida buena, con la devoción al Altísimo y el reconocimiento de que todo nos llega del Padre y nosotros trabajamos esos magníficos, formidables, misteriosos y milagrosos dones", subrayó.

Agregó que "hoy es 6 de diciembre, mañana la Gritería en todo el país y cómo cantamos, y cómo somos la fiesta de la alegría y la solidaridad, porque sabemos compartir, la Gritería esa hermosísima tradición es también la fiesta de la familia, de la cultura, identidad y la solidaridad. La fiesta de la alegría porque nos alegra compartir y nos alegra convivir en concordia, en amor y nos alegra saber darnos los unos a los otros, en la Gritería en esta fiesta de celebración de nuestra madre María, hay tantos símbolos, tanto significado, tanta explicación de lo que somos las y los nicaragüenses, es un pueblo de alegría, un pueblo de afanes, el trabajo, la seguridad y la paz, un pueblo de cultura y de identidad honrosa y gloriosa, un pueblo de orgullo, orgulloso somos de ser nicaragüenses por gracia de Dios".

"Y hay tantos símbolos que están ahí a la vista un pueblo generoso, solidario, nuestra alegría en nuestra madre María y en saber convivir y vivir compartiendo los dones, la solidaridad, la fraternidad, la unidad, la felicidad, nuestra Nicaragua es bendecida por los valores, esos valores que nos impulsan, que nos movilizan, que nos mueven, que son fuerza espiritual, magnífica, formidable, esos valores de familia, somos una gran familia, vivimos como familia, tenemos arraigo a nuestras tierras sagradas, somos culturalmente bendecidos también, porque eso es una cultura de bien, de paz y bien, y una cultura de amor, porque en la familia aprendemos a querernos, debemos aprender a querernos, y más y más, por esos para nosotros enaltecer y elevar el valor de la familia es fundamental, porque nos retrata por un lado y por otro lado siendo así y resguardando todos rasgos de nuestra identidad cultural nuestros valores también nos defendemos", aseguró.

Añadió que "nos defendemos de la invasión comunicacional que pretende abolir nuestras propias culturas y tradiciones, y mostrarnos otras con las que sencillamente no nos identificamos porque no somos así, no somos egoístas, sabemos que en la familia, en la pareja están dado los rasgos de nuestra identidad y por eso somos así y cuidamos nuestro ser nacional, a las puertas de la Gritería reflexionamos sobre todo lo que somos, buena gente, Nicaragua un país de tanto calor humano, de tanto cariño, buena gente, ese es el rasgo que se muestra inmediatamente a todos los hermanos y hermanas que de todas partes del mundo nos visitan, somos un pueblo alegre, un pueblo optimista, pueblo que tiene confianza en el Padre, Dios nuestro Señor, en nuestra madre María, un pueblo que quiere paz, un pueblo que defiende la paz y un pueblo que exige respeto a nuestros caminos de paz y bien".

"A nuestros caminos y nuestros valores de familia y comunidad, a nuestra manera de ser, nuestro modo de ser, toda esa mezcla de culturas originarias, del mestizaje también y de hermanos y hermanas afrodescendientes, todo eso somos y orgullosos decimos que somos un pueblo de muchos colores, muchos vigores, un pueblo de paz, exigimos, siempre hemos exigido respeto a nuestra manera de ser, a nuestra exigencia, que no es más que la exigencia de respeto a nuestra soberanía nacional, somos un pueblo que crece porque aprendemos todos los días, a ser mejores y relacionarnos de mejor manera y a garantizar que estos caminos que recorremos y que vamos recorriendo con la fuerza de pueblo que vence, esa fuerza que Dios nos da, estos caminos sean cada vez ejemplares porque muestran nuestra dignidad, fuerza, nuestra gloriosa y victoriosa condición de pueblo genuino, verdadero, de luz, vida y que va adelante, siempre más allá, en verdad, verdadera", concluyó.