El parque nacional de feria dedicó este fin de semana a las bebidas fermentadas. Vinos y rones de excelente calidad puede encontrar en el Parque Nacional de Ferias, de 9 de la mañana a 7 de la noche.

Bebidas deliciosas que no tienen nada que envidiar a marcas consagradas.

Vladimir Herradura, de vinos Montur, ofrece vinos de mago, mora, coyolito, nancite, jamaica melocotón, pitahaya, toronja y guanábana.

"A través de capacitaciones hemos innovado nuestros productos y nuestros sabores. Les invitamos a los consumidores de vinos que nos visiten en la terraza 5 del Parque Nacional de Ferias, aquí vamos a estar para que ustedes puedan probar y regalar vinos este diciembre", dijo Herradura.

"Son vinos artesanales, no traen ningún preservantes, ni aditivos, son 100 por ciento estimulantes y oxigenantes. Tenemos un lugar físico en las Jagüitas, en Managua, pero nos puede encontrar a través de las redes sociales y nosotros hacemos las entregas en puntos cercanos", explicó Herradura.

Asimismo, Ramiro Coronado de "Vinos Don Ramiro", comentó que esperan mejorar las ventas.

"Estamos aquí desde el día jueves hasta el domingo. Siempre tenemos promociones y descuentos especiales todo con el objetivo que los nicaragüenses apoyen a las empresas emergentes como nosotros".

En vinos Don Ramiro puede comprar vinos de café, de Jamaica, de uva, manzana, nancite y naranja.

Si lo que quieres es algo más fuerte como el ron no puede dejar de probar los licores de CariDave que ofrece ron de Coco kaboom de Nueva Guinea, Miskito Coat Ron especiado, Gifiti de Orinoco y otros licores de la marca Vamos Nicas.

"Es un licor exquisito que se exporta. Nosotros le pedimos al pueblo que consuma lo nuestro, que nos apoye en nuestros emprendimientos porque con los clientes nosotros crecemos. Somos emprendedores que empezamos de cero y ahora podemos decir que estamos en tercer nivel porque es un producto exclusivo que está en el parque de feria, somos los únicos distribuidores y ya se encuentran en restaurantes", explicó Letizia Zeledón.

Los rones tienen un precio de 450 córdobas hasta 900 córdobas. Un precio muy bajo comparado con la calidad y el sabor de los rones hechos por manos caribeñas.