La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, destacó el legado del General Benjamín Zeledón, héroe nacional apóstol de la soberanía, que va guiando nuestros caminos de esperanza y de decoro.

"Benjamín Zeledón, General héroe apóstol de la soberanía, de la dignidad nacional. Sandino se inspiró en Zeledón y todos nos inspiramos en cada uno de nuestros héroes que van guiando como faros nuestros caminos de esperanza y nuestros caminos de decoro nacional, porque somos un pueblo digno, valiente, formidable, un pueblo trabajador, luchador y un pueblo que conoce, que sabe de luchas y de honor", expresó la Vicepresidenta.

"Honor y gloria al General Héroe Nacional Benjamín Zeledón, a quien estamos rindiendo homenaje no solo todos los días con nuestra acción, nuestra labor, nuestros caminos de victorias, sino hoy en el día de su cumpleaños y el día de su entrega en amor a Nicaragua, el día en que los yankees criminales, genocidas lo mandaron a matar, pero no pudieron matar el amor patrio de los nicaragüenses, no pudieron matar el espíritu de gloria y victoria de los nicaragüenses, no pudieron matar esta alma nuestra que no se subordina a imperio alguno. No la han podido matar porque cada vez que nos han agredido han salido derrotados y Dios mediante y con esa fuerza que nos dan nuestros héroes, ese espíritu imbatible de cada uno de ellos, vamos adelante, seguimos adelante, luchando y venciendo, porque así es, porque luchamos para vencer y ellos lo saben", agregó.

Somos "pueblo digno, pueblo valiente, pueblo honrado, pueblo íntegro, pueblo consecuente pueblo heroico de esta Nicaragua bendita, siempre siempre soberana", aseguró la Vicepresidenta.

"Honor y gloria al General Benjamín Zeledón. Honor y gloria a todos nuestros héroes, ese firmamento de heroísmo con el que cuenta Nicaragua bendita, Nicaragua soberana, Nicaragua de amor y paz, siempre digna, siempre libre (...) Somos el siempre más allá de nuestro General Sandino que se inspiró en Zeledón, somos un pueblo de luchas, de integridad, de arrojo, de valentía, de honor, somos Nicaragua siempre soberana. Soberanía en mi tierra se escribe con letras grandes y no con tinta sino con sangre y por eso cada paso que damos lo hacemos conscientes de ese legado que nos enaltece y que todos los días defendemos. Aquí la soberanía no se discute, se defiende con trabajo y paz", concluyó la Vicepresidenta.