--Artículo del Embajador Chen Xi con motivo del 73 Aniversario de la fundación de la República Popular China

El día 1 de octubre se celebrará el 73º Aniversario de la fundación de la República Popular China. Si echamos una vista atrás a los 73 años transcurridos, se observa que la situación mundial ha experimentado cambios sin precedentes en una centuria, mientras que China ha conseguido logros trascendentales en su desarrollo nacional. Las "transformaciones del mundo" y la "gobernanza de China" forman el ritmo primordial de desenvolvimiento de nuestra era. Aprovechando esta oportunidad, me gustaría compartir la alegría del Día Nacional y formular mis mejores votos a mis amigos.

I. Luchar incansablemente por el rejuvenecimiento nacional

La nación china, una gran nación del mundo, cuenta con una historia de civilización de remoto origen y larga trayectoria de más de cinco mil años. Tras la Guerra del Opio de 1840, con China convertida paso a paso en una sociedad semicolonial y semifeudal, la nación china sufrió una desgracia sin precedentes. La materialización de su gran revitalización devino entonces el sueño más grandioso suyo y del pueblo. El nacimiento del Partido Comunista de China (PCCh) en el año 1921, cambió profundamente el rumbo y proceso del desarrollo que llevaba la nación china desde los tiempos modernos, así como el porvenir y destino de ella y del pueblo. La fundación de la República Popular China en el año 1949, marcó una nueva era de la historia de China. Con lucha heroica y tenaz, el PCCh y el pueblo chino declaran solemnemente al mundo que la nación china acoge el advenimiento de un gran salto —de la puesta en pie a una modesta prosperidad y a una naciente fortaleza— y que la materialización de la gran revitalización de la nación china ha entrado en un proceso histórico irreversible.

Al principio de la fundación de la Nueva China, el PCCh unió y condujo al pueblo chino en el apoyo en sus propios esfuerzos y la lucha esforzada por la prosperidad de la patria, realizando la transformación social más amplia y profunda efectuada desde los inicios históricos de la nación china, así como el gran salto por el cual un pobre, atrasado y populoso gran país de Oriente avanzaba a pasos agigantados hacia la sociedad socialista, quedando así sentados la premisa política fundamental y los cimientos institucionales para la materialización de la gran revitalización de la nación china. A finales de los años 70 del siglo pasado, el PCCh unió y condujo al pueblo chino en la emancipación de la mente y el avance con espíritu pujante impulsando invariablemente la reforma y la apertura, todo lo cual nos posibilitó un cambio histórico del régimen de economía planificada altamente centralizada a uno de una economía de mercado socialista llena de vigor, así como del estado de cierre o semicierre a una apertura omnidireccional; un avance histórico de la situación con fuerzas productivas relativamente atrasadas al segundo puesto mundial en cuanto a volumen global de la economía, y un salto histórico de la insuficiencia de alimento y abrigo del pueblo a un nivel de vida modestamente acomodado en su conjunto, marchando hacia uno modestamente acomodado en todos los aspectos. De esta manera, le proporcionamos a la materialización de la gran revitalización de la nación china tanto una garantía en materia de regímenes imbuidos de nuevo vigor como condiciones materiales para un desarrollo rápido.

A partir del XVIII Congreso Nacional del PCCh, el socialismo con peculiaridades chinas entró en una nueva era. Bajo la orientación del Pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con características chinas para una nueva era, los pueblos chinos de todas las etnias se han unido en su lucha y el país ha alcanzado notables logros del socialismo con peculiaridades chinas: cumplir el Primer Objetivo Centenario de construir una sociedad modestamente acomodada en el plazo previsto e iniciar un nuevo camino de construir plenamente un país socialista modernopromover lidamente la democracia de proceso integral, así como proteger y mejorar el bienestar del pueblolograr el milagro de unpido desarrollo ecomico con la sociedad estable colocando a China en las primeras filas del mundo en términos del poderío nacional integralcompletar la ardua tarea de erradicar la pobreza extrema en todo el país, liberándose de la pobreza a 98,99 millones de personas de las zonas rurales según los estándares nacionales vigentes conseguir con 10 años de adelanto el objetivo de reducción de pobreza en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas;proteger al máximo la vida y salud del pueblo en la lucha contra la pandemia Covid-19, y salvaguardar la dignidad y los intereses fundamentales nacionales en el panorama internacional bruscamente cambiando.

En lo que va del año, frente a la proliferación y propagación de la pandemia en el país, la presión a la baja de la economía mundial y el aumento de los riesgos geoestratégicos, así como otros complejos y graves desafíos internos y externos, el gobierno de China siempre se ha adherido a la tónica general del trabajo consistente en la pugna por el progreso basado en la estabilidad, insistiendo en la integración de la prevención y el control de la pandemia con el desarrollo económico y social, con lo que no sólo ha protegido en lo posible la vida y salud del pueblo, sino que también ha asegurado al máximo el desempeño general estable del desarrollo económico y social. Permanecen inalterados los aspectos fundamentales de la economía china caracterizados por su fuerte resiliencia, enorme potencial, amplio margen para el ajuste de políticas y sostenibilidad a largo plazo. A medida que los efectos de las políticas económicas se hagan patentes, la economía china seguirá repuntando y desarrollándose mejor, lo que proporcionará un gran dinamismo para la estabilización y la recuperación de la economía del mundo, y brindará oportunidades de mercado más amplias a otros países. 

II. Contribuir “la energía china al desarrollo global

Los 73 años transcurridos desde la fundación de la Nueva China no solamente se tratan de un período del gran salto de China de la puesta en pie a una modesta prosperidad y a una naciente fortaleza, sino también una historia de la implementación de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas con grandes contribuciones al mundo. Siendo un componente importante del proceso de desarrollo de la Nueva China, su diplomacia ha impulsado el giro histórico en el destino y futuro de la nación china, así como ha realizado el cambio histórico de las relaciones entre China y el mundo. Especialmente desde el XVIII Congreso Nacional del PCCh, bajo la firme dirección del Comité Central del Partido Comunista de China con el Camarada Xi Jinping como núcleo, la diplomacia de China ha heredado la historia para explotar aún más, marcando la entrada en una nueva era de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas.

China siempre ha sido un constructor de la paz mundial. En los 73 años, el número de los países que establecen relaciones diplomáticas con China ha pasado de 18 a 181, se han establecido más de 110 pares de relaciones amistosas de diferentes índoles entre China y otros países, construyendo una red de amistad a lo largo del mundo, así como haciendo importantes contribuciones para salvaguardar los derechos justos de China como un país en vías de desarrollo y ampliar cooperaciones mutuamente beneficiosas con países de todo el mundo. China promueve activamente la causa de la paz internacional y es el mayor contribuyente de personal para el mantenimiento de la paz entre los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. China también se trata del único país del mundo que se compromete a “seguir un camino de desarrollo pacífico” en su Constitución, y el único entre los cinco Estados Poseedores de Armas Nucleares que ha prometido no ser el primero en usar las armas nucleares, por lo que es un país con importantes aportes en defensa de la estabilidad estratégica del mundo. En los años recientes, con el fin de enfrentar los desafíos mundiales, China contribuye activamente su sabiduría y resoluciones, proponiendo iniciativas como el establecimiento de un nuevo tipo de relaciones internacionales, la construcción de una comunidad de destino común para la humanidad, la promoción de los valores comunes de toda la humanidad, la Iniciativa de la Franja y la Ruta, la Iniciativa para el Desarrollo Global yla Iniciativa de Seguridad Global, etc, lo que señala el camino a seguir para resolver los problemas mundiales y demuestra la imagen de China como un gran paísresponsable. 

China siempre ha sido un contribuidor al desarrollo global. China pertenece a la familia mundial. Su desarrollo y progreso no pueden separarse del mundo, y la paz y prosperidad del mundo tampoco se pueden separar de China, así que China y el mundo son una comunidad de destino común. China ha aportado más de 30% al crecimiento económico mundial en años sucesivos, ha jugado un papel fundamental en la Crisis Financiera Asiática en 1997 y la Crisis Financiera Mundial en 2008, ha ofrecido asistencias antiepidémicasa más de 150 países y 15 organizaciones internacionales, se ha comprometido solemnemente a alcanzar el pico de emisión de carbono antes de 2030 y la neutralidad de carbono antes de 2060. Para construir activamente un nuevo panorama de desarrollo, China está dispuesta a compartir los frutos de desarrollo con todas las partes y queda abierta hacia el mundo para la apertura y la cooperación amistosa. La historia ha demostrado que, frente a coyunturas críticas para el futuro y el destino del mundo, China siempre estuvo presente y nunca estará ausente.

China siempre ha sido un defensor del orden internacional. En los 73 años, la Nueva China viene insistiendo en la justicia y rectitud en la política internacional, practicando el beneficio mutuo y desarrollo común en la cooperación internacional, dando importancia a respeto mutuo y cumplir compromisos en las relaciones internacionales, todo lo que ha ganado la alta valoración y aprecio de la comunidad internacional hacia China. China aboga por el concepto de una comunidad de destino común para la humanidad, persevera en la igualdad de todos los países, sean grandes o pequeños, fuertes o débiles, ricos o pobres y respeta el derecho de los demás pueblos a elegir sus propios caminos de desarrollo. El PCCh ha llevado al pueblo a promover y expandir con éxito la modernización al estilo chino, ofreciendo una nueva alternativa a los países y pueblos de todo el mundo que desean acelerar eldesarrollo mientras mantienen su independencia. Siendo un miembro del mundo en desarrollo, China siempre se pone del lado de los países en desarrollo.

Como ha dicho el Presidente Xi Jinping durante su intervención en la XXII Reunión del Consejo de Jefes de Estados Miembros de la Organización de Cooperación de Shanghai recientemente, La sociedad humana, como la naturaleza, tiene tanto días soleados como tormentosos en su desarrollo.” Actualmente, nuestro mundo está experimentando cambios acelerados no vistos en una centuria, y ha entrado en un nuevo período de incertidumbres y transformaciones. La paz, el desarrollo, la confianza y la gobernanza presentan déficit ascendiente y provocan desafíos comunes para toda la humanidad. Mientras tanto, con el desarrollo a fondo de la multipolarización mundial, la globalización económica, la informatización de la sociedad y la diversificación cultural, los países se están volviendo cada vez más interconectados e interdependientes. La paz y el desarrollo siguen siendo el tema principal de nuestro tiempo, y los pueblos del mundo albergan aspiraciones cada vez más vehementes por el progreso y la cooperación.

El PCCh y el pueblo chino, plenamente conscientes del valor de la paz y del desarrollo, han superado muchas dificultades y toman la promoción de la paz y el desarrollo mundial como su deber sagrado. El camino aspirado por China es uno del desarrollo pacífico en lugar del saqueo y la colonización, de la cooperación de ganancias compartidas en lugar del juego de suma cero y de la convivencia armoniosa entre la humanidad y la naturaleza en lugar de la explotación destructiva de los recursos. China va a seguir la orientación del Pensamiento de Xi Jinping sobre la diplomacia para crear un nuevo panorama de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas, seguir aportando sabiduría china para la respuesta a los desafíos del desarrollo humano, hacer contribuciones chinas a la creación de una nueva forma del progreso humano, así como trabajar junto con los demás países del mundo para hacer todo esfuerzo por la paz y el desarrollo, asumir la responsabilidad por la solidaridad y el progreso, construir de la mano la comunidad de futuro compartido de la humanidad y abrazar juntos un mundo aún mejor.

III. China y Nicaragua somos buenos socios caminandocodo con codo y trabajando juntos por el desarrollo compartido

El 16 de octubre se celebrará en Beijing el 20º Congreso Nacional del Partido Comunista de China, una conferencia de suma importancia que tendrá lugar en un momento crucial en que el Partido y todo el pueblo han iniciado la nueva expedición de la construcción integral de un país socialista moderno rumbo al objetivo de lucha fijado para el segundo centenario. El Congreso resumirá exhaustivamente los importantes logros y la valiosa experiencia adquiridos en la reforma y el desarrollo del país, y planificará los objetivos, las tareas y las políticas generales para el desarrollo de las diferentes causas nacionales en los próximos cinco años y más allá. El pueblo chino seguirá guiándose por el Pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con características chinas para una nueva era y el importante espíritu del XX Congreso Nacional, y se esforzará por construir una potencia socialista moderna en todos los aspectos y hacer realidad el sueño chino de la gran revitalización de la nación china.

Hallándose en un nuevo punto de partida histórico,es el momento propicio con abundantes oportunidades para promover las relaciones de amistad entre China y Nicaragua a un nivel más alto. China está dispuesta a fortalecer el acoplamiento de las estrategias de desarrollo e impulsar los intercambios de experiencias de gobernanza con Nicaragua. Tenemos la buena voluntad de transformar la confianza política en el vigor de cooperaciones integrales y promover el desarrollo de las relaciones bilaterales hacia la vía rápida. Tengo la convicción de que, bajo el liderazgo de los líderes y con los esfuerzos mancomunados de ambos países, las relaciones entre China y Nicaragua sin duda alguna se convertirán en un ejemplar de cooperación mutuamente beneficiosa entre países con diferentes condiciones nacionales y de diferentes tamaños, presentrán nuevas perspectivas de desarrollo de alto nivel y crearán más beneficios para los dos países y sus pueblos.