La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, destacó los 43 años de fundación y servicio de la Policía Nacional a las familias nicaragüenses.  

"Aquí estamos un día después de una hermosa tarde noche, en la que hemos conmemorado los 43 años de servicio a toda prueba a las familias nicaragüenses de nuestra Policía Nacional que con honor y en gloria y victoria contribuye cotidianamente desde nuestras políticas de seguridad soberana, ciudadana y soberana a la tranquilidad, estabilidad, la paz que es indispensable para el trabajo el estudio, la prosperidad de las familias nicaragüenses", subrayó.

Agregó que fue una noche de "mucha tristeza también, de mucho dolor porque estaban los familiares de nuestros hermanos que han dado todo por amor y con amor, sirviendo al pueblo nicaragüense, ahí estaban madres, hermanas, primos, tíos, tías, padres, abuelitos, hijos e hijas, ahí estaban y nos sentimos orgullosos de honrarles, de condecorarles, que no es más que el deber de rendir honor a quien honor merece, esos grados de Comisionados Generales que recibieron ayer póstumamente nuestros hermanos y hermanas policías son para cada uno de nosotros el cumplimiento de un deber, el reconocimiento, el deber de reconocer a quienes han cumplido con el pueblo, con la patria y cumpliendo con el pueblo y con la patria cumplen, porque cumplimos todos, tratamos de cumplirle todo a Dios nuestro Señor".

"Un atardecer, muchas campanas se alzaron al vuelo ayer creo que eran campanas de paz y bien, campanas de fe, de confianza en Dios, de esperanza clara, cierta, campanas de certezas, campanas que marcan los nuevos tiempos de defensa de la alegría de vivir en paz", enfatizó.