La yuca es un tubérculo de cultivo tradicional en el occidente de Nicaragua y de manera particular, en el departamento de León, donde sus bondades ya están siendo aprovechadas.

Almidones de Centroamérica S.A. (ALCASA) es una de las empresas nacionales que ha notado el potencial del cultivo y avizora a aumentar su aprovechamiento con el paso del tiempo.

Del procesado de la yuca obtienen almidón de alta calidad grado alimenticio, un producto de alto valor en el ramo de la industria alimenticia.

ALCASA, que trabaja bajo el régimen de zona franca, cuenta con certificación internacional de inocuidad y tienen como mercado México, Estados Unidos y otros países de América y Europa.

Juan Castro, Gerente de la planta, comenta que es una empresa miembro del grupo Invercasa y fundada en el año 2012, pero con 5 años en operación.

“Uno de los objetivos que tiene la empresa es dinamizar el rubro económico del sector productivo de yuca acá en occidente. Surgió en una identificación de mercados internacionales y del aprovechamiento de la materia prima y León se destaca por ser una de las zonas altamente productivas de yuca”, explica.

Afirma que se trabaja con productores de León que están asentados en un radio de alrededor de 40 kilómetros de la fábrica.

“Se ha establecido una relación con pequeños productores a través de enlaces como el INTA desarrollando nuevas y mejores variedades que entreguen mayor productividad por manzana”, explica.

Al respecto, detalló que a diario se reciben 200 toneladas de yuca y de esta manera los aproximadamente 350 productores que abastecen la planta tienen garantizada la venta de su producto.

“Eso nos da aproximadamente una 50 toneladas de almidón como producto terminado. El 99% de la producción es destino internacional, un 40% va destinada a México y a Estados Unidos que es un 25%. De ahí tenemos a toda la región centroamericana, tenemos países como Colombia, Ecuador y algunos países en Europa, sobre todo Holanda, Italia, Holanda y Portugal, son alrededor de 17 países a los que nosotros exportamos”, precisa.}

A nivel nacional se cuenta con un pequeño mercado de 1%, que es principalmente el sector embutidos.

Castro asegura que se inició produciendo 60 toneladas al mes, sin embargo hoy en día se producen 1 mil 200 en un lapso de tiempo similar.

“Nos ha permitido este incremento pasar de unas 70 manzanas, a alrededor de 1 mil 200 manzanas solamente de productores y unas 800 manzanas que son aproximadamente cultivo nuestro, de nosotros", menciona.

ALCASA es una de las dos fábricas 100% autosuficientes en materia energética en Nicaragua, pues producen su propia energía a base de biogás.

“Nosotros estamos apuntando a dos focos principales. Uno que es medio ambiente y el otro que es sostenibilidad en el rubro de yuca. Esto lo hacemos a través de incorporar prácticas productivas sostenibles. Esto permite mantener un nivel de materia orgánica en los suelos bien atractivo. Acá en la fábrica tenemos una tecnología que nos permite aprovechar las aguas servidas del proceso industrial y las transformamos en biogás y lo utilizamos para producir energía eléctrica", explica.

En ese orden indica que la generación que logra con este sistema es de 500 kw y la demanda que generan es de 430 kw.

Al mismo tiempo cuentan con sistema de tratamiento de aguas residuales por lo que se establece como un proyecto modelo a nivel regional.

ALCASA genera 92 empleos de manera permanente. En Nicaragua hay tres empresas que procesan yuca en Nicaragua, una en Granada y otra en Masaya que lo hace de manera artesanal.

"Nosotros al ser parte del régimen de zona franca gozamos de una serie de beneficios como por ejemplo poder traer maquinarias y equipos de manera exonerada, aparte de que también al ser miembro se nos permite la facilitación de exportaciones a nuestros mercados de destinos. Otro de nuestros focos de atención es la atención que tenemos con el INTA. Las variedades que nosotros estamos utilizando son producidas por el INTA y nosotros hemos adaptado estas variedades a nuestros productores para tener un abastecimiento continuo”, expresa.

A futuro se proyecta crecer, solo en 2023 a 30 mil toneladas producidas y se continúa estudiando mercados.

En León también existen otras iniciativas que acopian y exportan la yuca como materia prima para empresas de la región centroamericana.