La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo expresó su preocupación sobre el doble crimen cometido por un menor de 14 años contra una niña de 8 años, en el departamento de Río San Juan.

"Queremos hablar de dos cosas que nos preocupan. En primer lugar el crímen atroz, doble crimen, terrible crimen cometido por un niño de 14 años, contra una criatura (mujer) de 8 años en El Castillo, nuestro Río San Juan. Crimen atroz, aberración. De dónde sacaría la mente de ese niño la idea de cometer doble crimen, violar y luego asesinar a una niña como él, de dónde. Uno piensa a veces en las películas, uno piensa a veces en la ingesta de licor. Piensa tantas cosas, y propone también tantas cosas. Tanto que debemos aprender todavía a cuidarnos, a respetarnos y desde la familia fomentar el cuido y el respeto, el amor entre nosotros que no solo nos preocupa, sino que nosotros asumimos como responsabilidad de Estado, realizar más y más campañas sobre estos temas con las familias, entre las familias y comunidades y cómo tratar un caso como este cuando es un menor de edad, otro niño de 14 años. ¿Vas a condenarlo a cadena perpetua? Tenemos que respetar las convenciones de derechos de adolescentes menores de edad y tenemos que trabajar para asegurar que este niño pueda rehabilitarse, tener más información, más conocimiento, tomar conciencia de lo que hizo, aprender para jamás caer en la tentación de repetir, la no repetición está en todo", expuso.

"Yo francamente no tengo información sobre cuál es la pena que puede solicitar la Fiscalía, el Ministerio Público, no tengo información, tengo que pedirlo, la Fiscalía lo dará a conocer. Tengo entendido que debemos, estamos obligados al respeto de todas las convenciones sobre derechos humanos de todos los seres, pero además en este caso en particular de los menores de edad y la Fiscalía proponer la manera de tratar a este niño que a mi entender debe aprender a tomar conciencia sobre todo de lo que nunca debemos hacer, levantar la mano en cualquiera de los casos, porque esa también perversión, es una perversión de atentar contra una niña sexualmente otro niño y luego la perversión matarla, es un acto de demencia. No se si con los exámenes que le han hecho han encontrado enfermedades, delirios, problemas de salud mental. Todo eso tendremos que saberlo y poderlo explicar a nuestro pueblo, pero sí conscientes y responsables trabajar más para evitar estos casos", agregó.