Científicos chinos produjeron hoy viernes un campo magnético estable de 45,22 teslas, el de mayor intensidad creado por un imán en funcionamiento a nivel mundial, según el Instituto de Ciencias Físicas de Hefei (HFIPS, siglas en inglés), subordinado a la Academia de Ciencias de China.

El logro, obtenido con el imán híbrido de la instalación de campo magnético estable de alta intensidad (SHMFF, siglas en inglés) en la ciudad de Hefei, capital de la provincia oriental china de Anhui, rompe el récord mundial anterior de 45 teslas, establecido en 1999 por un imán híbrido en el Laboratorio Nacional de Campo Magnético Alto de Estados Unidos.

El éxito del campo magnético estable de 45,22 teslas representa un hito importante en el desarrollo de la tecnología magnética en China y el mundo. Los campos magnéticos más fuertes permiten a los científicos ver con mayor claridad las estructuras internas de los materiales, lo que ayuda a comprender mejor el mundo y a desarrollar nuevas tecnologías, señaló Kuang Guangli, director académico del Laboratorio de Campo Magnético Alto del HFIPS, donde tiene su sede la SHMFF.

El equipo científico de la SHMFF construyó con éxito el imán híbrido en 2016, que generó un campo magnético central de 40 teslas en ese momento, convirtiéndolo en el segundo imán de nivel 40 teslas del mundo.

"Para conseguir un mayor campo magnético, innovamos con la estructura del imán y desarrollamos nuevos materiales", indicó Kuang durante un proceso de verificación in situ realizado por siete académicos. "También se optimizó el proceso de fabricación del disco Bitter".

La SHMFF, que está abierta a científicos de todo el mundo, ha operado más de 500.000 horas máquina desde que comenzó a funcionar, proporcionando a más de 170 instituciones científicas y educativas nacionales y extranjeras las condiciones experimentales para la investigación de vanguardia en múltiples disciplinas, como la física, la química, los materiales, las ciencias de la vida y la ingeniería.