Un aire de religiosidad, fe y tradición se vivió en la Vela del Arco en el Gancho de Caminos la noche del martes, previo al regreso de Santo Domingo de Guzmán hacia Las Sierritas de Managua este miércoles 10 de agosto.

Marlon Carranza, fiscal del Comité Tradicionalista de Cargadores, dijo que pasaron alegres porque el Patrono de los managuas, pasó 10 días en la capital.

 En la Vela del Arco se desarrollaron actividades culturales y tradicionales dedicadas a Santo Domingo de Guzmán.

ARCO

"Nos alegra mucho, pudimos recorrer el día 4 (de agosto por los barrios Orientales de Managua) con una cantidad enorme de promesantes que lo pudieron cargar; entonces, la hemos pasado tranquilamente, en paz. Esperamos el día de mañana culminar, llevarlo a su trono y que todo nos salga bien", expresó.

Agradeció a la Policía Nacional porque les ha brindado el apoyo para guardar el orden y respeto, también a la Alcaldía de Managua por el gran apoyo logístico y económico que les brindan para la celebración de estas festividades.

Don Rafael Enrique Martínez mencionó que tiene 53 años de ser cargador de Santo Domingo de Guzmán y aseguró que entre las fiestas que existen en Nicaragua, la de Managua es una joya.

ARCO

"Porque se reviste de mucho mestizaje al ver a los indios, el cacique, los negros, pero también va a ver la fe, la religiosidad, aquel amor que muchas personas van a Las Sierras y vienen cargando a Minguito, como le decimos nosotros, lo cargamos con amor, con fe", aseguró.

El doctor Arnulfo Castillo, promesante, devoto y cargador de Santo Domingo de Guzmán, manifestó que a lo largo de 30 años ha recibido muchas bendiciones e intercesión de parte del Patrono de los managuas.

"Puedo citar por ejemplo la situación de mi padre en una ocasión, mi padre tuvo dos derrame en dos días seguidos y a los pies de él en una cama en Cuidados Intensivos, en donde me decían que no amanecía, yo le pedí a Santo Domingo que me lo dejara como fuera; y mi padre al día siguiente abrió sus ojos, estaba consciente y me dilató después de eso, 15 años más", narró el milagro que hizo Santo Domingo a su padre.

Actualmente, Castillo vive fuera de Nicaragua pero año con año viene a pagar su promesa a Santo Domingo de Guzmán, la cual no es la única, porque tiene promesas con su hija, con la familia y con dos cuñados que están pasando por una situación difícil de salud y confía en el Patrono de Managua, que hará el milagro. 

ARCO

ARCO

ARCO

ARCO

ARCO

ARCO