Los 43 años de la toma de la Colina 155, hecho histórico que marca el inicio de la ofensiva final del FSLN para liberar a Nicaragua de la dictadura somocista, fueron celebrados en Rivas este sábado 28 de mayo.

Se trató de una acción guerrillera desarrollada en las localidades de El Naranjo y Los Mojones que lograría herir de gravedad a las tropas élite de la guardia nacional y que ayudaría a concretar victorias en distintos frentes de combate en todo el país.

Durante horas de la tarde miembros de la militancia histórica, Juventud Sandinista, autoridades políticas y comunidad en general, se movilizaron en caravanas a las cercanías del sitio histórico para ofrecer una revista cultural y ofrendas florales para recordar esta acción heroica.

rivas

Mientras tanto, en la comunidad Ostional como en diversos municipios del departamento de Rivas se instalaron altares revolucionarios, donde se hizo guardia de honor y así recordar a los mártires que ofrendaron sus vidas con el fin de alcanzar el triunfo el año 1979.

Ramón Romero "Mariano" durante la toma de la colina, recuerda la caída de varios de su compañeros, sin embargo asegura que su sacrificio no fue en vano y la Revolución ha traído progreso a Nicaragua.

"Para eso era la lucha, esos eran los principios por los que luchábamos. Anduvimos combatiendo y me siento dichoso de estar vivo y aportando más en la lucha porque estoy organizado con los miembros de los veteranos de guerra y hemos visto el progreso y por eso es que nosotros luchábamos y lo seguimos haciendo", aseguró.

rivas

Refirió que la sangre derramada tiene que servir de ejemplo para que la nueva juventud se integre al trabajo diario que, aunque hoy no se requiere ofrendar la vida, es indispensable llenarse de compromiso con la Revolución.

"Para nosotros estos 43 años de gesta histórica han valido la pena. Fue de gran importancia la participación de los jóvenes aquí y es muy importante que sigan los principios de la revolución ahora", manifestó.

José María Sánchez Centeno, también miembro de la columna guerrillera Benjamín Zeledón, expresó que el significado que debe tener esta gesta es reafirmar que una Revolución es eterna.

"Los efímeros somos nosotros pero una revolución sustentada en justicia y en ideas de avanzada es eterna. Para la vida de una persona 43 es mucho pero para la vida de un país siguen siendo motivos de transformación en lo social y sobre todo la transformación del individuo nicaragüense", sostuvo.

rivas

Para la guardia somocista fue una derrota contundente. Se trataba de uno de uno de los puntos donde se machacaba con el poderío militar a civiles y guerrilleros por igual, por lo que era indispensable abatir al comando asentado en ese sitio.

Siendo conscientes del valor de estas acciones y lo complejo de la situación, Juventud Sandinista 19 de Julio enunció una proclama comprometiéndose a seguir haciendo patria de la mano del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

"A 43 años de la toma del Naranjo y Colina 155, Juventud Sandinista 19 de Julio mantiene el compromiso como relevo generacional con nuestros héroes y mártires por lo que decimos presente. Nuestra proclama es seguir trabajando en rutas de prosperidad y paz para nuestro país", aseguró Ernesto Pastrán, de Juventud Sandinista en San Juan del Sur.

La compañera Estela Morales, secretaria política de San Juan del Sur, mencionó que en Ostional las familias levantaron un altar en honor a los combatientes Roger Collado y Genaro Pizarro, caídos durante el operativo de liberación.

"Entonces hoy estamos haciendo guardia de honor y desde temprano hemos colocado un altar donde las familias han podido recordar un poco lo ocurrido hace 43 años, pero sobre todo poder trascender un poco más allá y que todos podamos conocer, nuestra juventud sobre todo, de todo aquello que vivieron nuestros hermanos", explicó.

rivas

Actividades similares tuvieron lugar en distintos municipios de Rivas. En la cabecera departamental un concierto y ofrendas también fueron depositadas desde horas tempranas hasta entrada la noche.

El joven Christian Jiménez, coordinador departamental de Juventud Sandinista, expuso que se trató de una celebración en la que se volcó el pueblo a rendir honores a los héroes y mártires.

"La toma de la Colina 155 fue el inicio de la ofensiva final en el departamento de Rivas y el compromiso es de seguir trabajando como lo orienta nuestro Comandante Daniel y la Compañera Rosario y somos el relevo fundamental para el futuro de nuestro país y con estos altares estamos recortando de dónde venimos y hacia dónde vamos", explicó.

La jornada de conmemoración se extiende también durante el domingo 29, fecha en la que se visita el cementerio de la ciudad para hacer presencia en el sitio donde descansan los restos de los héroes y mártires de la acción guerrillera.

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas

rivas