El amor a su pueblo fue la esencia que lo motivó a estar firme en la lucha por una Nicaragua libre, en paz, próspera y que fuera para todos y todas. Es la Nicaragua de hoy, la Nicaragua de los nuevos tiempos que recuerda el legado del militante leal, inclaudicable y firme, el comandante de la Revolución Tomás Borge Martínez al cumplirse este 30 de abril 10 años de vida en otro plano.

Las compañeras Valeria y Ana Josefina Borge, hijas del comandante Tomás Borge, coinciden que la lealtad, es la palabra que describe a su papá y es el ejemplo que los militantes del Frente Sandinista deben seguir, para avanzar en la revolución.

“Además de la lealtad, la entrega, porque papá entregó su vida completa a la revolución y a los ideales de Sandino, a los ideales de Carlos. Esa entrega es algo que sigue, porque nosotros vemos los discursos de mi papá y es como que los hizo hoy, porque él era un visionario”, expresó.

BORGE

Yo veo a mi papá en cada proyecto”.

Valeria resaltó que el comandante Tomás Borge vive en cada programa y proyecto de la Nicaragua de los nuevos tiempos.

“Yo veo en cada proyecto a mi papá, desde el puente de Wiwilí hasta las calles en los barrios, el plan techo que se les da a las familias y ahora en las inundaciones que hubo, como andaban nuestros dirigentes, al pie del cañón acompañando a la gente, eso es impresionante y me recuerda a mi papá. La visión de mi papá era que todos tuviéramos las mismas oportunidades siempre”.

Ambas recordaron al padre, al abuelo, quién a pesar de los compromisos con su patria, siempre dejaba tiempo para compartir en familia, con sus hijos y nietos.

BORGE

Para su hija, Ana Josefina Borge, el legado más importante que su papá le dejó a Nicaragua, no solo fue el Frente Sandinista de Liberación Nacional, siendo uno de los fundadores del partido junto a Carlos Fonseca.

“En cuanto a valores, la lealtad que mi papá mostró para sus compañeros, para el partido ha sido algo que yo creo que todos reconocemos y todos sabemos el nivel de importancia que él le daba a la lealtad y el mismo Carlos Fonseca lo sabía, que mi papá era una persona leal”.

Ana Josefina compartió que en el Comandante Daniel Ortega ella mira reflejado al comandante Tomás en su generosidad, en la justicia y en lo ecuánime.

“Esa justicia que él mana, yo lo veo reflejado, era algo en lo que ellos podían estar de acuerdo siempre. Mi papá apoyaba al Comandante incondicionalmente. Sin duda, él creyó en el Comandante Daniel desde el principio, desde que el Comandante Daniel era muy joven”, mencionó.

BORGE

Proyectos pensados en el pueblo

Destacó que los proyectos que el Frente Sandinista impulsa, son proyectos pensados para el pueblo.

“Definitivamente tanto la mentalidad de mi papá como la del comandante Daniel Ortega está enfocada en ayudar al pueblo nicaragüense y es obvio que en cada proyecto, en todos tiene al pueblo en mente”.

Agregó que, “las nuevas generaciones deben recordar a mi papá como un hombre leal, un hombre justo, con una ternura increíble. Mi papá tenía una ternura impresionante para la juventud, para los niños, las madres solteras le conmovía demasiado, los ancianos. Mi papá tenía mucho amor por este pueblo”.

BORGE

“El amor al pueblo es el legado. Yo creo que si vos estás enfocado en eso, todas tus acciones te van a llevar a beneficiar al pueblo y hay que seguir siendo solidario y revolucionario, seguir apoyando al que más lo necesita, para seguir con esta revolución, pero sobre todo que, no se puede ser sandinista, sin defender la soberanía de Nicaragua”, enfatizó.

El Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional que Preside el Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo han llevado por sendas de paz y bien la Nicaragua de los Nuevos Tiempos, rindiendo homenaje a los Héroes y Mártires con cada proyecto inaugurado para más familias, llevando prosperidad, bienestar y tranquilidad.