Más de 1000 hombres y mujeres que se encontraban presos en los centros penitenciarios de Nicaragua obtuvieron este miércoles el beneficio legal de convivencia familiar.

Tras el acto central, en el complejo penitenciario Jorge Navarro de Tipitapa, los protagonistas de este derecho pudieron disfrutar el reencuentro con sus seres queridos.

FOTO

La compañera María Amelia Coronel, Ministra de Gobernación, mencionó que es parte de las políticas de Estado que buscan el bienestar de las familias nicaragüenses.

Exhortó a los beneficiados a disfrutar cada minuto de su libertad y a recordar los errores cometidos para no repetirlos, poniendo en práctica las habilidades obtenidas en los programas de estudio a los cuales pudieron acceder durante el periodo en el que pagaron sus condenas.

“Estarán celebrando con la mayor bendición que pueden obtener, que aparte de su libertad, el reencuentro con quienes los esperan afuera. Hagan que se sientan orgullosos de ustedes y no olviden lo bueno que aprendieron en este lugar. Sigan por el buen camino y sólo repartan amor, no se olviden que caminan de la mano de Cristo que los guía, pero cada uno es responsable de sus actos y todo tiene consecuencia. Sean luchadores y luchadoras, emprendan, pongan en práctica lo que estudiaron y aprendieron y sigan esos esfuerzos para que este día se haya hecho realidad”, dijo la ministra a los beneficiados.

REOS


José Juarez, uno de los que regresó a su hogar, mencionó que se trata de una gran oportunidad.

“Gracias nuestro Buen Gobierno, la Compañera Rosario Murillo y cada uno de los funcionarios del penal que han hecho el esfuerzo para que estemos con nuestras familias, con nuestras madres y con nuestros niños”, afirmó.

Helen Navas, dijo estar contenta y entusiasmada de poder darle un nuevo futuro a su hijo recién nacido. “Ahora a trabajar, darle a mi hijo lo que necesite y estar con mi familia el tiempo que perdí”, comentó.



 

 

REOS

REOS

REOS

REOS

REOS

REOS

REOS

REOS

REOS

REOS

REOS

REOS

REOS

REOS