El Tecnológico Nacional en conjunto con el Centro Nacional de Innovación y Tecnología, CI Nicaragua, inauguraron la IV Edición del Programa de Incubación y Aceleración de Startups, con la participación de 14 equipos de jóvenes que se encaminan hacia la creación de nuevos emprendimientos tecnológicos.

Alexander Serrano, director de Tecnología Educativa del Tecnológico Nacional refirió que muchos de los equipos participantes son provenientes del Hackatón Nicaragua 2021, donde iniciaron sus proyectos de base tecnológica.

“Tenemos a 65 protagonistas de los diferentes departamentos del país para iniciar este entrenamiento con mentores especialistas en temas de marketing, diseño, desarrollo con metodologías ágiles y vamos a estar dando inicio a este programa de incubación donde ellos van a fortalecer sus modelos de negocios, a desarrollar tecnologías para potencializar sus emprendimientos creativos de base tecnológica”, destacó.

Startups

Durante 5 meses de entrenamiento los protagonistas trabajarán en el abordaje de diferentes temas en distintas modalidades, siempre con la atención de los mentores y luego presentar el resultado de su trabajo.

“Nosotros creamos una aplicación que permite a las personas de todas las edades buscar fácilmente restaurantes, bares o negocios locales y les permite llevar un control de la cuenta de los productos que ordenan en tiempo real desde su dispositivo, nos hemos inscrito en este programa de incubación para mejorar y crecer nuestra marca que lo que busca es facilitar el desarrollo tecnológico de los nicaragüenses”, destacó Mily Pérez, protagonista.

“Nuestro proyecto es una aplicación que permite tomar todas las ilustraciones 2D que están presentes en los libros y extrapolarlas a un modelo 3D, brindándole al estudiante un entendimiento más práctico de las formas y figuras de los objetos. Nosotros queremos llevar más allá nuestro proyecto en este caso, ya contamos con la idea de un modelo de negocio y nos visualizamos un buen futuro tanto para nosotros como para los estudiantes”, subrayó Ricardo Montenegro, protagonista.