Con profundo Fervor y Alegría, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través de su Embajada de Nicaragua en Honduras, como todos los años, celebró la más importante fiesta religiosa de la nación nicaragüense, La Purísima Concepción de María, realizada este Martes 7 de Diciembre.

El Altar a la Inmaculada Concepción de María, fue elaborado con mucho fervor mariano por todos los funcionarios de la Embajada de Nicaragua en Honduras.

Decenas de [email protected] [email protected] de la Virgen María; nicaragüenses y hondureños, atendieron la invitación que año con año realiza la Embajada.

PURISIMA

La celebración la inició el Embajador con una breve explicación del significado religioso y cultural de La Purísima para el Pueblo nicaragüense. Al final, el Embajador gritó “¿Quién causa tanta alegría?” a la que los presentes respondieron con gran fervor, “¡La Concepción de María!”.

El rezo fue dirigido y amenizado por el coro de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes del Barrio El Bosque, quienes fueron alternando los rezos con los cantos, acompañados de las melodiosas notas de las guitarras, el charango, el violín y los instrumentos de percusión. 

Al final del rezo, se gritó de nuevo “¿Quién causa tanta alegría?, ¡La concepción de María!”.

Esto dio inicio a la entrega de los paquetes que contenían matracas, maracas, pito tradicional, indios y dulce de coyolito. También los devotos de la Virgen se deleitaron con unos deliciosos tamales que fueron aportados por Dona Liliana Borjas, refrescos, nancites en miel, café, ayote en miel aportados por Lucy Cuellar, todo preparado deliciosamente para la celebración de La Purísima Concepción de María.

PURISIMA

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través de su Embajada de Nicaragua en Honduras, se regocija de haber celebrado junto a las [email protected], este año, nuevamente, la más grande tradición religiosa del Pueblo nicaragüense.

Desde ahora empezamos a prepararnos para celebrar a la Inmaculada Concepción de María, La Purísima, el próximo año 2022.

PURISIMA