En la Academia Nacional de Bomberos, cuarenta bomberos aeronáuticos concluyeron el curso recurrente que conllevó un periodo de cuatro meses, con el fin de que los miembros certifiquen y garanticen la estabilidad y seguridad del aeropuerto.

“De manera que todas las aerolíneas que vienen a visitar o aterrizan en este aeropuerto se sientan con tranquilidad, tanto con los medios de fuerza que tenemos nosotros, al momento de una emergencia, llámese alerta 1, alerta 2, alerta 3 que es la máxima”, dijo el Comandante Dennis Quiroz, Subdirector General de Bomberos.

Agregó que se sienten satisfechos porque la Academia con su cuerpo de docentes, prestan y han prestado las condiciones para que los bomberos puedan concluir este curso.

BOMBEROS

Los participantes del curso culminaron con la práctica de fuego vivo en simulador, con el que se pretendió que el bombero sea sometido a una temperatura mayor a 500 grados.

El Sargento Cairo Torres expresó que con esta capacitación se les brindará seguridad y bienestar a las familias nicaragüenses que entran y salen del Aeropuerto.

“Como bomberos aeronáuticos esa es la garantía que le damos al pueblo, gracias a Dios y a nuestro Gobierno Sandinista”, dijo Torres.

Adrián Urroz, Inspector de Aeródromo, manifestó que esta es una de las partes fundamentales que establece la Organización Internacional de Aeronáutica Civil, en la que establece que todos los bomberos tienen que estar capacitados y una de ella es la prueba de fuego real.

El ejercicio habilito al bombero para entrar en caso de un siniestro con aeronave sin miedo y entrar con seguridad”, señaló.

BOMBEROS