Una casa solidaria más fue entregada por la Alcaldía de Managua y la Embajada de Taiwán en el barrio Carlos Fonseca, del Distrito 5, a una familia de escasos recursos económicos que ahora podrán dormir tranquilas sin preocuparse por las lluvias.

En esta hermosa vivienda habitarán cinco personas, entre ellas Auxiliadora de los Ángeles Peña, quien recibió de manos del vicealcalde de Managua, Enrique Armas y de Iván Lu, de Taiwán, las llaves de su vivienda que dignifica su vida y la de su familia.

El representante de la Embajada de Taiwán, Iván Lu, comentó que en estas semanas serán entregadas unas 40 viviendas solidarias en diferentes puntos del país a más familias vulnerables.

vivienda

“Nuevamente estamos acá en este barrio Carlos Fonseca para compartir la alegría de la protagonista, quien tiene su casa solidaria que se merece para restituir sus derechos”, comentó Lu.

Este proyecto es uno de los más exitosos en los que nosotros colaboramos como embajada con el buen gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y a través de las autoridades del municipio de Managua”, dijo Iván Lu.

Por su parte, el vicealcalde de Managua Enrique Armas, expresó que en este barrio se han entregado hasta la fecha 21 viviendas.

Hoy el gobierno del Comandante Daniel y la Compañera Rosario con el apoyo de Taiwán le dan esa mano amiga a la compañera que el día de hoy estrenará esa casita en compañía de los cinco adultos que viven con ella en esta vivienda con techo nuevo y paredes nuevas”.

vivienda

Doña Auxiliadora, de 63 años, llegó a vivir al barrio Carlos Fonseca pocostiempo después del terremoto de 1972, cuando tenía 13 años.

Por muchos años ha tenido que dormir intranquila en época de invierno al tener huecos en el techo por donde se pasaba el agua.

Me siento tranquila porque gracias a Dios ya no voy a estar luchando con las goteras porque antes me mojaba toda, la lluvia cuando era muy fuerte remojaba toda mi casa”.

Le doy gracias a Dios primeramente y al Presidente Daniel, a la Compañera Rosario y a los taiwaneses porque es un sueño hecho realidad. Yo esperé y tuve paciencia y ahora sí dormiré tranquila”, culminó.