Las autoridades del Ministerio de Salud de Nicaragua y de la Secretaria de Salud de Honduras, firmaron este Martes un acuerdo binacional para la implementación de acciones conjuntas de vigilancia, control y atención entre ambas fronteras para la eliminación de la malaria, basado en el Derecho Comunitario Centroamericano.

Entre las generalidades del Acuerdo se contempla la complementariedad en la atención de casos en los puntos fronterizos, asegurar la existencia de los tratamientos antimaláricos y las Pruebas de Diagnóstico Rápido (PDR) e integración de la Red Comunitaria en Prevención y Comunicación de casos en las Comunidades de difícil acceso o que no hay presencia cercana de personal de Salud, principalmente.

La Doctora Martha Reyes, Ministra de Salud de Nicaragua, afirmó que es un compromiso del Buen Gobierno eliminar la malaria y proteger a la población, sobre todo en el área en que se encuentra la mayor afectación, para lo cual se trabaja de forma integral con la red comunitaria, y con este acuerdo binacional se fortalecerán y acelerarán las acciones para la eliminación de la malaria en ambos Países hermanos.

La Licenciada Alba Consuelo Flores, de la Secretaría de Salud de Honduras, afirmó que están uniendo esfuerzos “para atacar a un enemigo común que tenemos ambas naciones, vinculando, articulando esfuerzos y uniendo todas las estrategias que tenemos vamos a lograr resultados positivos”.

El Acuerdo se realiza a través de la Iniciativa Regional para la Eliminación de la Malaria (IREM), la Secretaria Ejecutiva del Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana (COMISCA) y OPS/OMS, entre otros.