El Ministerio de Educación de Nicaragua (Mined) realizó el séptimo foro de educación especial incluyente, en el que se abordaron diferentes temas como la educación para la salud, recomendaciones a la familia y el fortalecimiento del trabajo colaborativo en el aula, todo con el objetivo de garantizar un mejor aprendizaje a los estudiantes.

En este foro participaron de manera virtual trescientos protagonistas, entre madres, padres, docentes, asesores pedagógicos y directores de las escuelas especiales de primaria regular de todo el país.

El propósito es fortalecer las capacidades científicas, metodológicas de todos los participantes para que los niños logren mayores niveles de aprendizajes”, explicó Susana Dolores Rugama, de la dirección de Educación Especial del Ministerio.

FORO

Expertos de Ecuador y Argentina participaron del encuentro al que se sumaron virtualmente.

Son investigadores que desde hace muchos años trabajan para las personas con discapacidad en temas específicos y metodologías de trabajo para la atención educativa de estos niños y niñas”, apuntó Rugama.

Asimismo, Francisco Fonseca, docente de educación incluyente, en el área de discapacidad visual, del departamento de Managua, mencionó que en el tema de las medidas higiénicas los niños, niñas y adolescentes con discapacidad visual han tenido que incluir entre los cuidados sanitarios sus medios auxiliares.

FORO

Día a día tenemos que enfrentar nuevos retos y la salud está de por medio en estos tiempos de pandemia. La educación, que es un todo, parte de cómo inducir a los niños al uso de mascarillas y lavado de manos. Los niños con discapacidad visual tienen más comprensión en relación con las medidas higiénicas, como qué tocar y qué no tocar y más ellos que están en contacto con su bastón, que es un instrumento importante para ellos”, dijo.

Los padres de familia que asistieron a este encuentro en Managua, comentaron que todas las ideas que brinda el Ministerio de Educación los ayuda a dar una mejor calidad de vida a sus hijos.

Enriquecemos nuestros conocimientos y estas experiencias nos permiten ayudar a nuestros hijos y a otros niños que reciben educación en el Melania Morales”, aseguró Eveling Castillo, quien tiene un niño con síndrome de Down.