La felicidad de vivir en paz y tranquilidad se vivió de forma literal en el barrio Pablo Ubeda sector Fanabasa, cuando las familias celebraron en el parque de la comunidad una jornada cultural en ocasión del Día de la Alegría este 17 de julio.

Precisamente mucha alegría es lo que vivieron madres, padres, niños y niñas que compartieron una tarde de piñatas, juegos tradicionales, bailes y saltaron en el brinca brinca.

Un 17 de julio de 1979 en vísperas del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, el dictador Anastasio Somoza huyó y con ello la dinastía somocista llegaba a su fin para alegría de todo un pueblo que labró su camino de dignidad y soberanía.

MIGRA

Pablo Antonio Espinoza, poblador de esta comunidad manifestó que la jornada empezó con una diana musical revolucionaria y la invitación casa por casa para celebrar en el parque.

“Celebramos el Día de la Alegría primero porque se fue el tirano Somoza y a partir de ahí con el triunfo de la Revolución nuestro pueblo se llenó de alegría, de esperanza, de fe en el futuro y en la organización del FSLN que se puso al frente de las tareas para impulsar muchas actividades a favor de la población”, dijo Espinoza.

Los niños y niñas disfrutaron de mucha diversión, también de refrescos y palomitas que compartieron con los artistas y servidores de la Dirección General de Migración y Extranjería.

MIGRA

“Y también celebramos que seguimos en victoria porque con el retorno al poder de nuestro Presidente Daniel Ortega, hemos retomado el camino de triunfos, de desarrollo y sobre todo somos un pueblo que se levanta en paz, con salud y dignidad porque en Nicaragua siempre será 19 de julio, viva el Día de la Alegría”, añadió Espinoza.

“Para nosotras como madres es de gran alegría este día, yo estaba pequeña y recuerdo que ese 17 de julio fue un día especial para nosotros y en esta segunda etapa de la revolución continuamos con la misma alegría porque sabemos que nuestro presidente Comandante Daniel va a seguir al frente con nuestra Compañera Rosario Murillo, y seguiremos dando nuestro voto”, comentó doña Iveth Hodgson, pobladora del sector Fanabasa, pero originaria de la Costa Caribe Sur.

Y esta misma fiesta que se vivió en el barrio Pablo Úbeda se replicó en miles de barrios de Managua y de otras partes del país que celebraron un nuevo Día de la Alegría, el preámbulo del 42 aniversario de la Revolución Popular Sandinista.

MIGRA

MIGRA