La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, destacó el mensaje del pueblo nicaragüense al pueblo cubano señalando que “luchamos y seguimos luchando contra el yanqui enemigo de la humanidad”.

Oí al compañero leyendo nuestro mensaje y quiero repetir desde el fondo del alma invicta del pueblo nicaragüense que luchamos y seguimos luchando contra el yanqui enemigo de la humanidad. Y decir que este es un formato, ese formato que conocimos, ese formato que combatimos, ese formato que vamos venciendo, porque ni pudieron ni podrán. Conocemos cada uno de los aspectos de ese formato. Todas las mentiras, difamaciones, calumnias, las conocemos, las hemos combatido. No quiero decir padecido, porque no somos víctimas. Somos protagonistas y somos luchadores y vencedores. Las hemos combatido, las estamos combatiendo las mentiras, las calumnias, las provocaciones, las alteraciones de la paz, las hemos combatido y las estamos combatiendo con firmeza, con determinación, con convicción, allá en Cuba, aquí en Nicaragua, allá en los pueblos hermanos de América del Sur, en Venezuela bolivariana, revolucionaria, en Bolivia. Les hemos combatido cada intento de destrucción de ese imperialismo infame, de ese colonialismo infame que pretende devolvernos a tiempos de sometimiento que no volverán. No podrán, no pudieron y no pueden con el alma libre de los pueblos”, expresó.

Y eso es lo que deben escuchar los gobernantes norteamericanos y los colonialistas europeos, genocidas, eso es lo que deben escuchar: que con el alma libre de los pueblos ni pudieron ni podrán”, agregó.

La Vicepresidenta compañera Rosario dijo que “estos son otros tiempos y son tiempos para construir victorias, para alzarnos en unidad solidaria y revolucionaria contra la mentira, con nuestras verdades verdaderas. Contra la infamia con el corazón lleno de amor patrio. Contra la perversidad permanente, porque la política de los Estados Unidos, la política de los imperios coloniales ha sido perversa, genocida, ha sido una política de odio, de crímenes atroces de lesa humanidad”.

Y los hemos denunciado y los seguimos denunciando. Y ahora, ayer cuando vimos este formato que como decimos conocemos ampliamente, la traición, el vendepatrismo de unos cuantos queriendo reflejar una realidad inexistente, falsa, ficticia, un fingimiento eso es lo que hay, el mismo fingimiento que quisieron imponer aquí a partir de sus planes de destrucción y de sometimiento de nuestro pueblo”, expuso.

Lo vimos ayer y decíamos: Ya los conocemos. Y por eso podemos afirmar categóricamente porque además conocemos la determinación revolucionaria y evolucionaria de libertad, de soberanía, de independencia de esa Cuba de Martí, de Raúl, de Miguel, de ese pueblo heroico que ni pudieron ni podrán, luchando siempre desde el heroísmo histórico de nuestras batallas y triunfos”, agregó.

La Compañera Rosario Murillo expresó: ¿Qué autoridad moral tienen los yanquis para hablarnos de derechos humanos, cuando son los principales violadores de derechos humanos en el mundo junto a los europeos? Potencias coloniales que tanto le deben al mundo, que tanto sufrimiento han generado a los pueblos del mundo.

Ninguna autoridad moral para hablarnos, ninguna autoridad para decirnos. Vean su propia casa, revisen sus problemas, vean sus alertas, vean todo lo que está pasando ahí, vean oigan, escuchen. Y aquí y allá y en todo nuestro continente los pueblos estamos en la lucha”, indicó.

De verdad vamos adelante. Este es el tiempo victorioso de los pueblos y no nos detienen, luchamos contra el yanqui enemigo de la humanidad. Seguimos luchando por el bien común, por la alegría del desarrollo justo. Seguimos luchando y en medio de esa feroz asfixia a la que han pretendido someter o la que han querido imponer, ahí están los avances científicos, el único país en América Latina que está produciendo vacunas propias a disposición de la humanidad para combatir la pandemia. El único país del mundo que envía médicos y personal de salud a todas partes, a contribuir con esos grupos que son ejércitos realmente de solidaridad y de bien común, de médicos, de enfermeros, de especialistas de salud. Eso es lo que tiene Cuba, eso es lo que pone Cuba a disposición de los pueblos. Y ellos ¿qué ponen? ¿Los gringos, los yanquis, los europeos, qué ponen? Ah, ofrecen todo el tiempo más y más agresión y se atreven a convertirse en jueces de nuestras rutas y caminos soberanos. Ah y nos quieren juzgar todo el tiempo y nos quieren condenar todo el tiempo, y nos pretenden condenar todo el tiempo, tendrían que condenarse ustedes”, recordó.

Bueno y sabemos que en estos tiempos los pueblos, incluso sus propios pueblos están luchando y condenándolo por la falta de derecho, la falta de políticas humanistas, solidarias, además como derechos de esos pueblos en términos de salud, esa carencia de políticas que ha hecho sufrir con pérdida de valiosas vidas a tantas familias. Allá en Europa, en esa Europa que llaman primer mundo, Allá en Estados Unidos que se cree primer mundo también, para dominar tal vez, primeros en la violación de los derechos humanos, en la destrucción del planeta, en el saqueo de los recursos naturales, y por supuesto en el intento de someter a nuestros pueblos a través de las agresiones”, valoró.

Desde el alma decimos, ni pudieron ni podrán, aquí hay un pueblo y en esta América Latina nuestra hay pueblos decididos a seguir venciendo. Y el pueblo de Cuba decidido a seguir venciendo. Está allí dando la batalla y todos estamos dando la batalla, porque los formatos pueden variar un poco en el tiempo, pero no engañan a nadie. Es el mismo, la misma historia y la misma política de pretensión de arrebatarnos el derecho a la soberanía a nuestros pueblos. Pero reiteramos: Aquí en esta América Latina nuestra sabemos que debemos luchar contra el yanqui enemigo de la humanidad”, aseguró.

Vamos adelante hacia el 42/19

Y vamos adelante hacia el 42/19 gracias a Dios, con la fuerza infinita de un pueblo que vence. Y vamos por más victorias en caminos de familia, de hermandad, de solidaridad, de concordia, de bienestar, caminos de lucha contra la pobreza, decidida lucha contra la pobreza, amorosa lucha contra la pobreza, fraternal lucha contra la pobreza, en el mandato de Cristo Jesús de amar al prójimo y amarnos entre nosotros mismos”, dijo la Compañera Rosario Murillo.

En ese sentido y en ese sentimiento de amor, de cristianismo, de fraternidad, de libertad, de dignidad, de solidaridad es que vamos adelante paso a paso. En la medida en que todos nuestros recursos materiales, espirituales, culturales están dedicados a vencer ese pecado capital que nos trajo la desgracia de ser codiciados por los imperios que es la pobreza. Con ese sacrilegio que es la pobreza han pretendido revolvernos, lanzarnos unos contra otros, dominarnos, amenazarnos, pero importante reiterarlo aquí todos los triunfos son un pueblo que es vencedor de todas las formas de muerte, vencedor con vida y milagro, vencedor con alma vida y corazón, vencedor instalando bien común”, concluyó.