M&R Consultores presentó los resultados de la encuesta "Nicaragüenses y sus perspectivas acerca del entorno internacional Treceava Ola", según la cual los nicaragüenses rechazan la injerencia intervencionista de Estados Unidos en Nicaragua.

El estudio, presentado por Raúl Obregón, Presidente de M&R Consultores, se efectuó en el período entre el 19 y el 25 de junio a nivel nacional con cobertura en las zonas urbana y rural.

El 85.4% de los nicaragüenses expresó que las sanciones impuestas por Estados Unidos perjudican la democracia y al pueblo de Nicaragua y el 84.3% opinó que perjudican a todos los nicaragüenses y no solo al Gobierno.

Asimismo, el 83.7% expresa que las sanciones son una manifestación más de la conducta intervencionista de Estados Unidos en los asuntos internos de Nicaragua.

ENCUESTA

La encuesta se hizo en el contexto del 35 aniversario del fallo de La Haya que ordenó a Estados Unidos pagar una indemnización por los daños ocasionados a Nicaragua en el conflicto durante los años ochenta.

En ese sentido, el 76% se mostró en desacuerdo con que el Gobierno de Violeta Chamorro haya decidido no cobrar la indemnización y el 82.2% estuvo de acuerdo con que Nicaragua inicie un proceso legal para exigir el pago de la misma. 

Asimismo, el 86.5% de nicaragüenses opina que un país que se jacta de respetar el derecho internacional debería cumplir con los fallos de La Haya.

Por eso también creen (76.2%) que EE. UU. no tiene autoridad moral para exigir a otros países respeto al derecho internacional porque ellos mismos no cumplen con los fallos de la Corte Internacional. 

El analista político Francisco Bautista Lara manifestó que la percepción social de la mayoría de los nicaragüenses es que rechazan las acciones de injerencia de los Estados Unidos y consideran que violan el Derecho Internacional y perjudican a los nicaragüenses.

A su vez, Estados Unidos no tiene autoridad moral y legítima para señalar a otros países, lo que ellos mismos no han sido capaces de cumplir.

Además, la percepción de los nicaragüenses es que “aquellos que se alineen a un planteamiento de sanción, de agresión, similar a las posiciones de Estados Unidos, lamentablemente no tienen posibilidad de captar simpatía popular, porque la mayoría de la población rechaza esas acciones”.

Desaprueban acciones de nicaragüenses que piden sanciones

En la encuesta el 75.2% de los nicaragüenses desaprueba las acciones de nicaragüenses con el propósito de promover sanciones contra el país.

En ese sentido, Bautista refirió que “estas personas son instrumentos externos de agresión y no estas personas en sí mismas. Yo diría que son actores temporales, transitorios, descartables, utilizados por potencias extranjeras para propósitos exógenos”.

El periodista y analista político Adolfo Pastrán expresó que con este estudio hay una creciente tendencia de la mayoría de los nicaragüenses a rechazar de manera unánime cualquier tipo de injerencia extranjera venga de donde venga, en los asuntos internos de Nicaragua.

"Y también un rechazo enorme a aquellos malos nicaragüenses que van al exterior a pedir agresiones, sanciones, en contra de nuestro país y que los nicaragüenses sienten que, en efecto, ese tipo de sanciones hacen daño a todo el país y detienen el desarrollo y crecimiento económico, por ende, afecta a todos los nicaragüenses", señaló.

También hay quienes promueven que organismos internacionales, particularmente, aquellos vinculados a Estados Unidos, dejen de otorgar créditos a Nicaragua, por lo que el 78.1% de los encuestados opinó que no está de acuerdo y por el contrario considera que estos organismos deben otorgar los préstamos, porque son para contribuir a reparar los daños causados por desastres naturales, la pandemia y también para luchar por la disminución de pobreza en el país.

Un 65.9% opina que para que Nicaragua prospere como país debe actuar de acuerdo a sus intereses sin injerencias externas. Por tanto, un 59.1% refiere que para que se avance social y económicamente el Frente Sandinista debe gobernar el país.

El sandinismo tiene algunas virtudes que todo mundo conoce, tiene actitud de dignidad, de patriotismo, de soberanía y de independencia, pero además tiene un fuerte compromiso social con la población, hacia mejorar las condiciones de vida de la población, y como he dicho en otras ocasiones, afortunadamente el Frente Sandinistas y desafortunadamente para algunos sectores opositores el sandinismo ha sabido hacer el bien común”, apuntó Bautista.