El Canciller de la República de Cuba, Compañero Bruno Rodríguez, compareció ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas en el marco del debate sobre resolución para poner fin al bloqueo criminal impuesto por el gobierno de los Estados Unidos de América al pueblo cubano y demandó el cese de las agresiones económicas por ser medidas anacrónicas e ilegales.

La resolución para ponerle fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba tuvo el voto favorable de 184 países, con dos votos en contra -Estados Unidos e Israel- y 3 abstenciones.

“No es legal ni ético que el gobierno de una potencia someta a una nación pequeña por décadas a una guerra económica incesante en aras de imponerle un sistema político ajeno y un gobierno diseñado por ella. Es inaceptable privar a un pueblo entero del derecho a la paz, al desarrollo, al bienestar y al progreso humano, no es permisible es inaceptable que el gobierno de Estados Unidos ignore por 28 años las sucesivas resoluciones de esta democrática y representativa Asamblea General de las Naciones Unidas, dijo Rodríguez.

En su comparecencia, el jefe de la diplomacia cubana detalló que en seis décadas el bloqueo económico, comercial y financiero ha causado pérdidas acumuladas por el orden de los 147 mil 853 millones de dólares y solamente en el último quinquenio los daños económicos se calculan en 17 mil millones de dólares, unos 436 millones mensuales.

“El reclamo de Cuba es que nos dejen en paz, es vivir sin bloqueo, que cese la persecución de nuestros lazos comerciales y financieros con el resto del mundo, demandamos que se ponga fin a la manipulación, la discriminación y cesen los obstáculos a los vínculos de los cubanos que viven en los Estados Unidos con sus familiares en Cuba y con el país que los vio nacer, reconocemos el esfuerzo de los que en este momento difícil han persistido en la comunicación y el apoyo a sus familias en la isla frente al odio y la persecución política”, señaló Rodríguez.

Igualmente, rechazó la manipulación que hace Estados Unidos sobre el tema de la lucha contra el terrorismo, acusando sin fundamento a Cuba de ser patrocinador del terrorismo.

“Antes de la toma de posesión del actual gobierno la administración del presidente Trump, incluyó a Cuba en una lista arbitraria y unilateral de estados que supuestamente patrocinan el terrorismo internacional que sin embargo tiene efecto importante en el sistema financiero. Nadie puede sostener con honestidad que Cuba sea un país patrocinador del terrorismo, nadie. (…) Cuba ha sido víctima de acciones terroristas, organizadas, financiadas y ejecutadas por el gobierno estadounidenses o desde territorio de este país que han costado la vida a 3 mil 478 cubanos y discapacidades a 2 mil 99”, añadió Rodríguez.

Lucha contra la Covid-19

También en su comparecencia el diplomático cubano manifestó que a pesar del bloqueo, su país ha hecho enormes esfuerzos en la lucha contra la Covid-19, mientras el gobierno de Estados Unidos en medio de la pandemia recrudeció las políticas de acoso y agresión contra el pueblo cubano.

“El gobierno de los Estados Unidos asumió como el virus como aliado en su despiadada guerra no convencional, recrudeció de manera deliberada y oportunista el bloqueo económico, comercial y financiero y provocó al país pérdidas alrededor de los cinco mil millones de dólares. El presidente Donald Trump aplicó 243 medidas coercitivas unilaterales para restringir el arribo de viajeros estadounidenses y perjudicar terceros mercados políticos, adoptó medidas propias de tiempo de guerra para privarnos de suministros de combustible y persiguió los servicios de salud que prestamos en numerosos países, incrementó el acoso a las transacciones comerciales y financieras en otros mercados”, destacó.

A pesar del acoso y agresiones económicas, subrayó que Cuba lucha contra la Covid-19, muestra de ello es que ha aprobado soberanamente la aplicación de vacunas como la Abdala que tiene una efectividad comprobada de más del 92 por ciento.

“Cuba buscó proteger a todos del virus, activó su universal y sólido sistema de salud que contó la abnegación, la disposición al sacrificio y la alta calificación de su personal, movilizó al potencial científico nacional y a su industria biofarmacéutica de nivel mundial y dispuso del apoyo y el consenso manifiesto del pueblo y en especial de los jóvenes y estudiantes que acudieron como voluntarios a las zonas de riesgo y a las pesquisas epidemiológicas, por eso pudimos desarrollar con rapidez protocolos nacionales altamente eficaces de atención a los contagiados y sospechosos de Covid-19, crear capacidades de hospitalización para todos los infectados, garantizar la plena sostenibilidad de los servicios de cuidados intensivos, el aislamiento de los contactos de los enfermos, el acceso gratuito a las pruebas de PCR y la puesta de marcha de laboratorios de biología molecular en todas las provincias del país y cuando el bloqueo impidió cruelmente el suministro de ventiladores pulmonares Cuba desarrolló su producción nacional, todo este esfuerzo ha permitido mantener comparativamente una muy baja letalidad de la pandemia”, detalló.

En el transcurso de la sesión los representantes de las naciones brindaron su respaldo al pueblo cubano demandando el cese del bloqueo económico por ser una medida nefasta, ilegal y criminal.

En 1991 se presentó por primera vez ante la ONU un proyecto de resolución para levantar el bloqueo contra Cuba y su pueblo. En cada uno de los años la resolución ha tenido un voto favorable abrumador de parte de todas las naciones del mundo que exigen a Estados Unidos ponerle fin al bloqueo.

El apoyo al pueblo de Cuba fue abrumador de parte de todas las naciones, así como de bloques regionales como el Movimiento No Alineados, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, la Comunidad de Países del Caribe, la Federación de Rusia, China, Venezuela, México, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) entre otros bloques regionales.

Todos los países han destacado que Cuba a pesar de estar bloqueada se muestra digna y muy solidaria ante el mundo.

El compañero Samuel Moncada, representante permanente de la República Bolivariana de Venezuela ante la ONU, manifestó que el bloque económico es ilegal y una práctica de terrorismo económico contra el pueblo cubano.

“Es ilegal porque viola todo principio del Derecho Internacional, es inhumano porque viola los derechos humanos de todo un pueblo y peor aún, es criminal porque es una política de crueldad calculada que busca generar dolor y sufrimiento a la población civil. Es una agresión que usa instrumentos económicos, es un castigo colectivo que por su carácter sistemático y deliberado constituye un crimen de lesa humanidad”, planteó Moncada.

Añadió que la medida norteamericana tiene mayor impacto en medio de la pandemia producto de la Covid-19.

“El gobierno de los Estados Unidos de América se ha convertido en un promotor del terrorismo económico al utilizar la pandemia como un arma de guerra para avanzar sus mezquinos intereses nacionales y sus ambiciones de dominación colonial”, dijo.

Moncada valoró que Cuba a pesar de estar bloqueada comercialmente, cada año renueva su solidaridad internacional con ayuda y asistencia técnica en salud, ya que desde el año pasado las brigadas médicas cubanas trabajan en más de 35 naciones en todo el mundo ayudando a salvar vidas.

El representante de México también abogó por el levantamiento del bloqueo y por tanto votó a favor de la resolución.

“Toda medida unilateral de carácter económico y financiero concebida como un medio de presión política para lograr cambios desde el exterior en las decisiones de otro estado contraviene el principio de la carta de las Naciones Unidas y atenta contra la paz y la estabilidad internacional. México condena categóricamente como lo ha hecho siempre el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto desde hace más de 5 décadas contra Cuba, así como la decisión de aplicar el título tercero de la ley de la libertad cubana y solidaridad democrática título que encubre la verdadera intencionalidad de la ley Helms-Burton y que ha afectado no solo la soberanía del pueblo cubano sino también los intereses nacionales de terceros países. México hará énfasis tantas veces cuantas sean necesarias en que no es posible solucionar problemas de índole global o emprender grandes transformaciones regionales sin un concurso internacional que parta del principio irrestricto de la libre determinación de los pueblos”, afirmó el representante de México.

Bolivia por medio de su representante Diego Pary, calificó el bloqueo económico como un acto de genocidio perpetrado por el gobierno de Estados Unidos.

“El gobierno de Bolivia continuará expresando su apoyo consecuente rechazando cualquier medida unilateral de Estados Unidos que tenga el propósito de imponer un bloqueo económico, comercial y financiero, así como la utilización de medidas unilaterales de coerción, de desprestigio, desinformación contra cualquier estado del mundo, luego del Golpe de Estado sufrido en el 2019 en mi país, Bolivia nuevamente se suma a las naciones libres y soberanas del mundo para condenar y repudiar de la manera más enérgica el unilateral, inmoral y criminal bloqueo económico, comercial y financiero que desde más de medio siglo impone el gobierno de Estados Unidos contra la hermana República de Cuba”, señaló Pary.