Familias de diversos puntos del país disfrutaron este domingo de las variadas diversiones del puerto turístico Salvador Allende y otros centros de diversión ubicados en la zona.

Muchas familias llevaron a sus hijos y nietos a distraerse en los juegos infantiles ubicados en el extremo occidental de la Plaza de Colores.

Otras familias optaron por dar un paseo por las aguas del lago Xolotlán en el barco turístico Momotombito que administra la Empresa Nacional Portuaria (EPN). Aprovecharon la promoción de la empresa portuaria que con boleto podían viajar dos personas. Los turistas gozaron de aire acondicionado, música y servicio de bar durante la travesía por las aguas del lago de Managua.

También los capitalinos visitaron con sus hijos las réplicas de las viviendas donde habitó el gran panida nicaragüense Rubén Darío ubicadas en el Paseo Xolotlán.

allende

Otros optaron por llevar a su familia a saborear los diversos platillos que ofrecen los restaurantes y quioscos ubicados en diversos puntos del puerto turístico.

No fue difícil observar a parejas de tortolitos conversando muy de cercas en puntos estratégicos de las diversas etapas del Salvador Allende.

Griselda Ruiz de Managua llegó con su marido y sus dos niños a disfrutar en familia en una de las etapas del puerto turístico de la capital.

“Venimos todos los domingos para que se diviertan a como nosotros les decimos a nuestros hijos, si se portan bien los llevó al Salvador Allende y asi se portan bien” añadió la joven capitalina que reside en el barrio Camilo Ortega.

allende

En otro punto del mismo centro turístico don Adonis Tapia de Villa Reconciliación también llegó con su esposa y sus dos hijos para que se divirtieran.

El joven agregó que también estos espacios de recreación deben aprovecharlos los jóvenes “y así no andar en vagancias”.

Doña Ninoska Carrasco, de Villa Libertad, quien llegó con su pequeña hija dijo que el puerto Salvador Allende “es un lugar bien bonito para venir a pasear y sobre todo porque hay una buena seguridad”.

“Todos los domingos venimos al Salvador Allende porque aquí uno anda tranquilo y no hay peligro que lo vayan asaltar porque hay guardas de seguridad y pasa frecuentemente la Policía Nacional”.

allende

Dijo que también va con frecuencia con su hija al Parque Nacional de Ferias porque “ahí siempre (los fines de semana) se llevan a cabo actividades culturales en la terraza 1 de ese centro popular y donde también hay mucha seguridad”.

“Llevo a mi hija a ese parque porque a ella le gustan las ocurrencias del payasito Chiquitin que siempre está animando para los niños que sus padres los llevan a los espectáculos” dijo doña Ninoska.

En el mismo sector también las familias visitaron el emblemático Parque Luis Alfonso Velásquez con la finalidad de distraer sanamente a los niños.

Doña Estela López dijo que aprovechó este domingo para a sus dos nietos a divertirse en los juegos mecánicos.

Otras familias también llevaron a sus niños a degustar sorbetes y golosinas que ofertan en ese emblemático parque capitalino.