El policlínico Morazán y el hospital Alemán Nicaragüense en Managua, iniciaron esta semana la aplicación de la segunda dosis de la vacuna Covishield contra la Covid-19.

El Ministerio de Salud, conforme la fecha señalada en las tarjetas de cada paciente, ha continuado con esta titánica batalla de amor a la vida.

La doctora Meyling Brenes, subdirectora del Silais-Managua, explicó que la afluencia de población en el Francisco Morazán demuestra la confianza para lograr ganar la batalla al virus.

"La gente se ha desbordado a los diferentes puestos de vacunación voluntaria y nosotros estamos garantizando que se cumpla está vacunación segura para todos y todas, gracias a la buena gestión de nuestro Gobierno sandinista que está garantizando las vacunas", subrayó.

Rufilio Moreno acudió desde tempranas horas al policlínico Morazán para recibir su última dosis que lo protegerá del virus, que en adultos mayores puede ser mortal.

"Me siento más protegido al cumplir mis dos dosis, pero eso no quiere decir que hay que dejar de cuidarse por eso mantendré el lavado de manos constante y el uso de mascarillas".

Resaltó que "El gobierno ha hecho un esfuerzo sobrenatural para poder conseguir estas vacunas lo más pronto posible y hay que reconocerlo e incentivar a la población a cuidarse para frenar el Coronavirus".

Asimismo, la señora Guillermina Prado, aseguró: "Me siento agradecida con Dios primero y con todo el personal de salud porque hemos sido bien tratados y me voy más tranquila a mi casa".

"Sabemos que esta vacuna es para evitar la gravedad de esa enfermedad que ha matado a mucha gente en el mundo. Ya tengo la dosis completa y espero que no me dé ninguna reacción y sentirme bien como la otra vez", dijo José Selva de Residencial Las Brisas.

En el hospital Alemán Nicaragüense la situación era la misma. La concurrencia de la gente fue evidente.

El Viceministro de salud, Enrique Beteta, explicó que para hacer más rápida la atención se dispuso sumar tres vacunadores.

"Estamos cumpliendo una vez más con esta jornada voluntaria de vacunación. El proceso ahora dura un poco menos y para lograrlo habilitamos tres vacunadores más para agilizar más el proceso que se desarrolla también en cuatro puntos más en Managua", detalló Beteta.

Más tranquila manifestó sentirse doña Martha Elena Urbina, quien padece del corazón y es hipertensa.

"Todo ha sido excelente y estoy contenta porque esta vacuna nos protege a nosotros los adultos mayores y no solo a nosotros sino a todos y sin gastar ni un solo Córdoba", señaló.

vacuna

vacuna

vacuna