Hoy 29 de Mayo equipo de la Delegación de Nicaragua acreditada para participar en el “Período de Sesiones de Negociación sobre los Cuerpos Subsidiarios de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC)”, participaron en reunión convocada por “Guinea”, en su calidad de Presidente del “Grupo de los 77 + China”, con el objetivo de coordinar los métodos de trabajos, las posiciones de los países miembros y sobre todo las prioridades para las sesiones de negociaciones venideras de cambio climático.

Durante la reunión tomaron la palabra Bangladesh en nombre de los Países Menos b en nombre de los Pequeños Estados Insulares, Egipto en nombre del Grupo árabe,Nicaragua y Venezuela en nombre de Países del ALBA.

Casi todos acentuaron la importancia de alcanzar resultados concretos en estas negociaciones y abordarlas de acuerdo a la Ciencia, también sobre la importancia de que las negociaciones realicen bajo un espíritu inclusivo y transparente, asegurando resultados en finanzas, ambición y los asuntos pendientes en la “Segunda Enmienda del Protocolo de Kioto” (Enmienda de Doha), evitando vacíos de implementación del periodo pre-2020, también abogaron por tener el tema de Pérdidas y Daños en la Agenda de esta sesión.

 

Sobre Pérdidas y Daños, Nicaragua en nombre de Países del ALBA, reiteraron el llamado para que “Pérdidas y Daños” estuvieran en la Agenda de esta Reunión al mismo nivel de Mitigación y Adaptación. También Nicaragua y Venezuela propusieron incluir en nuestras deliberaciones el levantamiento de las “Medidas Unilaterales Coercitivas” las cuales son ilegales y violan el derecho internacional.

Nicaragua, representada por el Compañero Jasser Jiménez, Embajador Representante Permanente Alterno de la Misión Permanente de Nicaragua ante Naciones Unidas, reforzó lo manifestado por Venezuela, aduciendo que el Grupo debe estar unido en el tema de Pérdidas y Daños, a fin de alcanzar el financiamiento climático requerido para los Países más afectados por este fenómeno, también expresó la importancia de mantener lenguaje acordado sobre el levantamiento de las Medidas Coercitivas Unilaterales y en solidaridad con los países miembros víctimas.