La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, recordó a los héroes que el 12 de mayo de 1979 fueron masacrados por la genocida Guardia Nacional de Somoza.

Y hoy compañeros, compañeras, 12 de mayo, recordamos la masacre, la terrible masacre que cometió la Guardia Nacional genocida, por eso lo decía la genocida la gente, en el reparto Bosques de Xiloá, donde llegaron, ocuparon con esa vulgaridad, esa prepotencia, esa violencia, esa criminalidad que les caracterizaba, casas de familias, donde había niños ahí en Bosques de Xiloá a la orilla de la laguna de Xiloá”, recordó la Compañera Rosario Murillo.

Principalmente tuvo lugar en la casa de Alfonso González Pasos y Carmen Chamorro, también en otro hogar, en otras viviendas, en otros repartos. En total catearon cantidad de casas de colaboradores sandinistas también patriotas. Y qué barbaridad, fueron 11 personas las masacradas, 11 personas entre ellas niños, dos hijos de una de las familias, el niño hijo de un jardinero, una trabajadora asistente del hogar y compañeros hermanos sandinistas que ahí estaban preparando los planes para la insurrección que se daría victoriosamente meses después, dos meses después, días después aquí en la capital”, agregó.

Recordamos a Omar Hassan, su asesinato, porque fue ejecutado, consternó a la comunidad universitaria, las asociaciones de ingenieros de las que era parte, a nuestra familia porque era casado con mi hermana Lourdes y tenían 3 niñas, tenían Erika, Verónica y Gabriela, la Gabriela tenía meses de nacida. La Lourdes quedó viuda muy joven, Lourdes Murillo Zambrana, mi hermana. Cristian Pérez Leiva, también ingeniero, 31 años, fue también acribillado, cruelmente asesinado, toda su familia, familia revolucionaria. A Vladimir su hermano que lo conocimos al frente del Irena (Instituto de los Recursos Naturales y del Ambiente), en los primeros años de la revolución y falleció por una dolencia también que se lo llevó rápido a Vladimir. Cristian Pérez Leiva, compañero, héroe. Omar Hassan Morales, 33 años, héroe; Alfonso González Pasos, hijo de doña Julia, doña Julia Pasos, famosa doña Julia Pasos, Alfonso González Pasos de 44 años, héroe; Constantino Chamorro Mejía, de 11 años, hijo de una de las familias. Juan Bosco González Chamorro, de 11 años; Francisco, chico, hijo del compañero jardinero; Sandra Delgado Roque, de 17 años, asistente del hogar; compañero Ricardo Orube Navarro, oriundo de Matagalpa, quien estaba al frente de un taller, un taller donde hacían instalación para las comunicaciones de la guerrilla; y Francisco Jarquín, un militante que también estaba trabajando, conduciendo a los compañeros de un lugar a otro, ahí en ese reparto y hacia Managua. Y Miguel Gutiérrez, recordemos que la Villa Miguel Gutiérrez, lleva el nombre de este compañero que dio su vida para que vivamos en cristianismo, en fraternidad, en solidaridad, en paz y en dignidad. Miguel Gutiérrez que además había sido sargento de la guardia nacional y había pasado a militar en las filas sandinistas”, detalló sobre los héroes masacrados.

La Vicepresidenta compañera Rosario envió “a todas las familias, a los hijos, a los nietos, a todos los que cotidianamente recordamos a estos compañeros que dieron su vida en los últimos meses del somocismo y que contribuyeron grandemente a ese triunfo, a ese triunfo popular que nos lleva hasta estos tiempos de luchas y victorias del bien común, victorias de un pueblo lleno de fe y de esperanza, un abrazo a todas las familias”.

Tenemos entendido que hay actos en la Cristian Pérez, lleva su nombre la colonia, y allá también en Bosques de Xiloá y a todos, a todas, nuestro amor, nuestro respeto, nuestro reconocimiento, y ese juramento que todos los días hacemos, nuestros héroes, nuestros mártires, los nicaragüenses y las familias nicaragüenses que se han sacrificado entregando sus hijos a las luchas, a los combates, a las victorias, permanecen para siempre y son parte del patrimonio heroico de nuestro pueblo. Honor y Gloria a todos ellos”, añadió.

De la misma manera, la Compañera Rosario hizo referencia a un artículo escrito por el compañero Francisco Javier Bautista Lara.

En el escrito, titulado La Sonrisa de la Verdad, Lara “nos cuenta lo que ya sabemos porque lo vivimos, pero al leerlo, nos sentimos tan identificados con ese heroísmo de compañeros y compañeras, en este caso el habla de Brenda Rocha, presidenta del CSE y de Orlando Tardencilla, ambos héroes de la patria”.

Tras leer algunos extractos del artículo, la Compañera Rosario dijo “cuánto ha sufrido nuestro pueblo, cuánto dolor, pero también cuánta determinación, cuánta convicción revolucionaria. Ni nos vendemos, ni nos rendimos jamás”.

Tanta sonrisa, tanta alegría, tanta bendición, eso es lo que defendemos con justicia en esta Nicaragua bendita, siempre libre, siempre digna, esta Nicaragua que rechaza toda forma de intromisión o de injerencia en nuestros asuntos, en nuestros procesos y en la vida cotidiana de las familias en todas partes de nuestro sagrado territorio”, concluyó.