El Mirador de Catarina, en Masaya, fue el lugar elegido por numerosas familias este jueves santo como alternativa a las playas.

Lesther de Managua, llegó en familia como parte de un viaje que incluye varios municipio como Masaya, Granada y culminará en las playas de Rivas.

Andamos haciendo una especie como de tour, luego vamos a Nandaime, pasamos por Granada y luego a Rivas. Este es un lugar muy bonito para compartir”, destacó.

Del mismo modo, Juan Vásquez, originario de Masaya, aprovechó sus vacaciones para disfrutar lo que su departamento ofrece, pues antes de ir al mirador, dio un paseo con su hija en Masatepe para disfrutar de la tradición de Los Judíos.

Siempre para consumir lo nuestro y el paisaje es bonito, no hay calor y todo está a buen precio. Y a diferencia de las playas que a veces es muy concurrido, aunque es probable que también visitemos una playa en lo que queda de la semana santa”, manifestó.

Para los turistas internacionales se trata de una joya natural que representa con orgullo la belleza de este país.

Es primera vez en Nicaragua, ha sido muy bonito, se me ha quedado la boca abierta cuando he entrado a verlo, es un sitio relajante, ahora a visitar otros lugares que me recomienden, a mí me gusta que mirar en Internet, ahora mismo vengo del Mombacho y ha sido un lugar increíble también”, aseguró Carlos Guillén, un turista español.

Su clima fresco, su majestuoso paisaje, pero también las artesanías, los restaurantes y las diversas opciones que brinda el sitio turístico por excelencia, fueron algunas de las razones en las que coincidieron los turistas consultados.