El Gobierno Sandinista, a través del Instituto Nicaragüense de Pesca y Acuicultura (INPESCA), entregó 18 cayucos reparados y revestidos de fibra de vidrio a familias protagonistas de la Comunidad de Tuapí, contribuyendo a la reactivación de la pesca artesanal y la Seguridad Alimentaria de la Comunidad.

Los cayucos dañados durante el paso de los huracanes Iota y Eta fueron traslados hace algunas semanas hasta Bilwi, donde se procedió a repararlos, lijarlos y revestirlos con fibra de vidrio.

“Damos gracias a nuestro Buen Gobierno, al Presidente y la Vicepresidenta por enviar estos cayucos, esta Comunidad trabaja solo con pesca artesanal, y luego del impacto teníamos problemas”, expresó Charlotte Alfred de la comunidad de Tuapí quien añadió que las reparaciones y mejoras de estos cayucos les permitirán trabajar mejor.

Sedrac Zamora, síndico de la Comunidad de Tuapí, explicó que esta entrega evidencia el “apoyo del Gobierno a nuestros comunitarios, esta reparación y el enfibrado permitirá que los cayucos duren más años para nuestros pescadores”, enfatizó.

Maritza Félix, una de las protagonistas de esta comunidad agradeció también al Gobierno por “brindarnos este apoyo con los cayucos, nosotros desconocíamos que estos cayucos dañados se podían reparar y revestir con ese material, pedimos que nos sigan apoyando en la comunidad”.

Estos medios de vida, reparados a través del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, son un avance importante para los pescadores, ya que les permite reactivar su actividad pesquera y contar con un bien que tendrá más años de duración para sus faenas, en ese compromiso permanente del Gobierno Sandinista de seguir cambiando Nicaragua.