El Comandante Presidente Daniel Ortega en su mensaje al pueblo nicaragüense durante la conmemorando del 87 aniversario del Tránsito a la Inmortalidad del General Augusto C. Sandino se refirió a la carta emitida por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y escrita por el mandatario Nicolás Maduro, en la que denuncia la barbarie que se comente contra el pueblo venezolano.

Y ya no es solamente el Gobierno de Venezuela, su Presidente el que hace la denuncia, sino que la documenta con los datos que ellos tienen, pero sobre todo con los datos que ellos tienen la oportunidad de presentarle a una delegada de ese organismo de Naciones Unidas que se encuentra en Ginebra, que fue delegada para visitar y ver realmente si las famosas sanciones afectan o no afectan al pueblo venezolano y el informe que elaboró esa delegada de Naciones Unidas es realmente doloroso, como el bloqueo tan brutal como el bloqueo contra Cuba acompañado del saqueo, del robo de miles de millones del pueblo venezolano están siendo robados por las potencias, se están quedando con fondos que fueron depositados en esos países”, dijo.

Dada la riqueza de Venezuela, ahora se quedan con los fondos, se quedan las empresas, se quedan con los negocios, es decir son saqueadores, aquí diríamos son, no son rateros, ni son ladrones, son gánsteres, más gánsteres que Al Capone y todo esto lo hacen en nombre de la libertad y nombre de la justicia”, señaló el Presidente Daniel Ortega al demandar y exigir el cese de las agresiones económicas contra Cuba y Venezuela.

Desde la Plaza de la Revolución donde el Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías expresó su amor y solidaridad hacia el General Sandino y el pueblo nicaragüense, al igual que lo ha hecho el Presidente Nicolás Maduro, el Comandante Daniel Ortega refrendó: Le decimos hermanos venezolanos, les decimos Nicolás, hermano, compañero y le decimos a Chávez que nos acompaña en estas batallas y le decimos a Bolívar que va adelante con la espada que el pueblo de Nicaragua seguirá y sigue firme  en su acompañamiento, en su solidaridad con el pueblo y Gobierno de Venezuela y que no dejaremos de clamar, como lo hacíamos en todas las conferencias que puedan darse, clamar y reclamar que cesen las agresiones en contra de Venezuela y que cesen las sanciones en contra del hermano pueblo de Cuba, el pueblo de Fidel, el pueblo de Raúl, ese gran hermano que la guardaban un inmenso cariño, le guardan un hermoso cariño a Nicaragua y a su pueblo”.

En el mensaje el Comandante Daniel Ortega también saludó al Presidente de Cuba Miguel Díaz Canel, quien durante en la guerra que impusieron los yanquis contra Nicaragua, estuvo en el frente de batalla en las montañas “dando la batalla, luchando, dando solidaridad, le decimos a Miguel, Miguel hermano estamos con Cuba, estamos con su juventud, estamos con su pueblo”.

Dijo que en el actual contexto Nicaragua, su pueblo, el FSLN y el gobierno Sandinista no pueden dejar de ser consecuente con sus principios de solidaridad.

Hay que ser consecuente con nuestros principios y este es un pueblo pequeño en su número de población, pequeño en su territorio, pero es un pueblo con una historia, una historia llena de orgullo, es un pueblo que viene dando la batalla nunca bajó la cabeza frente a los conquistadores cuando vinieron desde España con la cruz y la espada. Nunca bajó la cabeza frente al imperio yanqui ante las diferentes agresiones, intervenciones desde el expansionismo con Walker y ahí estaba Andrés con la piedra lanzándola a los invasores, nunca bajó la cabeza y se puso de rodilla frente a las tropas invasores por poderosas que eran cuando desembarcaban en Corinto después de haber derrotado a Zelaya y (el General Benjamín) Zeledón se alzaba con sus tropas y decía al igual que Sandino, que no se rendía, que no se vendía, que no aceptaba lo que le ofrecía a cambio el mando de las tropas yanqui’ que le decían que si se rendía le iban a reconocer esto y lo otro, que le iban a reconocer propiedades y él dijo no, se lo dijo en una carta a su esposa, a sus hijos, a su familia, ese día, el día de su cumpleaños”.

Escribió y logró llevar la carta y les decía que sabía el dolor de la familia, de saber de la disposición de él de llegar hasta el último sacrificio, pero que él no podía cubrir de vergüenza, ni a su familia, ni a su patria ni a su pueblo rindiéndose frente a los yanquis y ahí cayó Zeledón, entregó su vida, entregó su sangre por la soberanía de la patria, ese es el ser nicaragüense, de ser patriota, de ser digno, de tener dignidad, igual Sandino y su Ejército Defensor de la Soberanía Nacional y ese día 21 de febrero de 1934 después de la cena capturaban al General Sandino, con Estrada y Umanzor y los llevaban a un sitio y los fusilaban cobardemente, simultáneamente tropas manejadas por los yanquis y dirigidas por Somoza atacaban la casa del médico Sofonías Salvatierra que era la casa donde se estaban alojando ellos, Sandino, los generales y los coroneles, y ahí estaban dos coroneles, uno hermano de Sandino, ahí se derramó la sangre del hermano de Sandino cuando los atacan, ellos resisten, combaten, ahí cae el coronel Sócrates Sandino y resiste el combate junto con Sócrates quien aquí descansa en este mausoleo, el Coronel Santos López que combate y es herido en una pierna, pero logra escapar”.

El Coronel Santos López logró escapar hacia Honduras y luego se mantuvo clandestino hasta el triunfo de la Revolución Cubana en 1959.

El Coronel Santos López fue el eslabón de Sandino que se encontró con esa nueva generación encabezada por nuestro hermano Carlos Fonseca, Tayacán Vencedor de la Muerte, se encontró con Carlos, y de ahí de esa fusión del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional con Carlos Fonseca y los otros hermanos, Tomás, Silvio Mayorga, Jorge Navarro, de ahí, de ese encuentro histórico nació el Frente Sandinista de Liberación Nacional y luego pues esta larga lucha donde están presentes esa misma fuerza, las fuerzas patrióticas en Nicaragua, las fuerzas patrióticas en América Latina y el Caribe, las fuerzas patrióticas que viven en el mundo y las fuerzas imperialistas queriendo dominar a los pueblos del mundo, esa batalla está planteada”, enfatizó.