Desde la Plaza de la Revolución en Managua, el Presidente Comandante Daniel Ortega junto a la Vicepresidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo conmemoran y recuerdan al General de Hombres y Mujeres Libres Augusto C. Sandino, después de 87 años de haber sido asesinado por la Guardia Nacional de Anastasio Somoza.

El acto de conmemoración inició con el saludo desde su casa, de la hija del General de Hombres y Mujeres Libres, Blanca Segovia Sandino Aráuz, en este 87 aniversario de la muerte de su padre.

"Un saludo al pueblo nicaragüense en conmemoración al 87 aniversario de la muerte de mi padre Augusto C. Sandino. Patria Libre o Morir", dijo.

La Compañera Rosario Murillo saludó a Blanca Segovia, expresando: “Buenas tardes Blanquita, allá en tu casa, desde donde nos mandás vos tanto amor y tanta fuerza y nosotros te devolvemos amor, admiración y fuerza”, indicó.

Asimismo, saludó a los nietos y nietas de Sandino como Augusto, Julio, Jacqueline, Walter, así como nietos, nietas, bisnietos y bisnietas.

Gracias Julio, por habernos permitido tener aquí a Blanca Segovia, que nos llena tanto. Compañera Jacqueline Aráuz, Blanca Jacqueline Castillo Aráuz; Roger Martínez, esposo de Blanca Jacqueline, Iris Castillo Aráuz, compañero Enrique Castillo Aráuz, Walter Castillo, Blanca Estela Castillo, Blanca Segovia Castillo, Augusto Castillo, Argentina Sánchez y Alejandro Buena, mucho, mucho cariño y reconocimiento a todos ustedes”, mencionó la Vicepresidenta de Nicaragua.

ACTO3

Señaló que en esta Plaza de la Revolución donde el pueblo ratificó la continuidad de sus triunfos y batallas como un proyecto espiritual y social de profundas transformaciones siempre alrededor del bien común, “aquí estamos reunidos, en esta Plaza, para conmemorar al padre de esa heroica Revolución triunfante, nuestra Revolución Popular Sandinista. Y aquí está Sandino, aquí está Sandino en luces y victorias, y aquí estamos dignidad, honor, decoro, honra nacional en esta Plaza donde renovamos todos los compromisos, donde juntos hacemos brillar hermosa, enorme, inmensa la paz, la paz en nuestro cielo, en nuestro suelo, la paz que ha pasado por tantos asaltos y sobrecogimientos, pero esa paz, esta paz, que tanto significa y tanto cuesta, nos cuesta tanto, cada vez vibra más fuerte como derecho, como sueño, como aspiración y como realidad cotidiana de todos los nicaragüenses”, aseveró.

Y añadió: “Aquí está Sandino y aquí estamos, Sandino. En Sandino, iluminando con tanta esperanza victoriosa, con justicia la vida, el amor que todo puede, la lucha en amor que todo vence. Llenos de tu maestría, padre. Llenos de tu coraje indómito. Llenos de la infinita fuerza de tu espíritu y seguros de que esa fuerza, que somos todos, seguirá como ha seguido en todas las formas y circunstancias, como una flecha lanzada al horizonte dotada de un impulso moral invencible, esa fuerza espiritual en la que Sandino basó toda su gesta, aquí está y somos todos”.

Y aquí estamos. Dignidad. Libertad. Fraternidad. Decencia, decencia. Conciencia. Amor a Nicaragua. Sandino que somos todos, todos los nicaragüenses dignos y libres como bandera de unión muestra americana, como entusiasmo permanente, como fuego vitalizador de los nuevos tiempos, Sandino con el legado de fe visionaria, de valiente coherencia y consecuencia está aquí. Sandino con esa espiritualidad que nos fortalece cada día, nos impulsa a cumplir cabalmente nuestra misión y las profundas enseñanzas y aprendizajes”, afirmó.

ACTO3

Manifestó que la de Sandino es una cultura espiritual y la nuestra, que convierte la lucha en misión sagrada y el gozo de la lucha en un privilegio que confiere valor a todo lo que hacemos y asegura ideales en todo lo que nos proponemos.

Somos soñadores, somos hermanos, el soñador, el místico, el vidente, el iluminado, el que supo ver el corazón con optimismo y sentir trascendente en todos los momentos. Con Sandino sentimos orgullo nacional, vigor, vitalidad y gloria. Aliento supremo para los triunfos de cada día, los triunfos del futuro, luces y victorias de un ideal y de ideales que se asientan en sendas, en caminos de evolución permanente”, refirió la Vicepresidenta, Compañera Rosario Murillo.

Agregó que Sandino, ánima del sandinismo, nos dejó luz, vida, verdad, luces y sombras en el sustancial, esencial deber de saber reconocer los caminos, los momentos, los tiempos, los eventos, que nos hacen cada vez más conscientes y convencidos de que la justicia, el amor, la paz digna y honrosa son esencia de nuestra identidad.

Sandino alma del sandinismo, que nos hace creyentes, potentes, místico y absolutamente fieles a los principios que sostiene lo justo, lo necesario, lo valioso, lo valeroso, lo que va cambiando en los ríos de la vida sin perder nunca el sentido del deber, sin perder nunca el sentido del querer y el sentido de poder hacer”, sostuvo la compañera Rosario.

ACTO3

La Compañera Vicepresidenta de Nicaragua reiteró que esta tarde se tuvo el privilegio de recibir el saludo de Blanquita, Blanca Segovia, reliquia que nos dejó nuestro valiente General.

Un abrazo nuevamente a ella, con toda la emoción de nuestros lazos de amor. Y aquí está Sandino, en toda esta juventud comprometida, valiente, combatiente. Somos combatientes de la justicia, del amor, de la lucha contra la pobreza, una lucha de cada día, somos y cada uno de estos jóvenes con ese corazón solidario nicaragüense por gracia de Dios, somos guerreros de amor en esas batallas que son las batallas de hoy, y las batallas que seguiremos librando hasta que nuestra patria sea libre de pobreza”, expresó la compañera Rosario.

Y aquí está la pasión vital de una Revolución poderosa que nos transmite a todos, la certeza de un mundo mejor, un mundo justo fraternal, solidario, que, con nuestra entrega, nuestra dedicación, seguimos creando. Y aquí está nuestro General. Aquí está Sandino, en la continuación de las batallas, de todas las batallas”, añadió.

ACTO3

Nuestro abrazo en esta tarde de compromiso, de significado trascendente al General de Ejército Julio César Avilés Castillo, Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua; al Jefe del Estado Mayor, Mayor General Bayardo Rodríguez; al Mayor General Marvin Elías Corrales e Inspector General del Ejército General de Nicaragua y a todos los oficiales, jefes y soldados de ese Ejército nuestro que es continuidad histórica, evolutiva del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional. Nuestro Ejército que lucha a la par del pueblo por una vida digna, una vida libre de miseria. Nuestro Ejército que lucha con el emblema sandinista, de Sandino, de Patria y Libertad, manifestó.

También saludó al Primer Comisionado General Francisco Díaz Madriz, Jefe de la Policía Nacional y a los subdirectores Comisionados Generales Ramón Avellán y Adolfo Marín. Así como el Dr. Gustavo Porras y la Vicepresidenta Dra. Maritza Espinales, que estuvieron representando a la Asamblea Nacional, representación de nuestro modelo plural y político que va adelante.

En esta tarde de luces, en esta tarde de anuncios, de victorias, en esta tarde que nos ve a todos, que nos reúne a todos, luchando con amor para seguir venciendo, dejamos las palabras, el mensaje de nuestro Comandante Daniel, siempre en la convicción, todos los que estamos aquí, todos los que nos ven desde las casas, lo que es nuestro el porvenir, que en unión fraternal estamos construyendo”, finalizó la Vicepresidenta de Nicaragua.

ACTO3

ACTO3