La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua, refirió que las familias nicaragüenses son luchadoras, trabajadoras y que “nada tenemos que ver con quienes nos han saqueado a lo largo de la historia, esos que se creen corona de oro. Corona de lata, de latón, de nada. Aires en la cabeza. Humos de grandeza en la cabeza. El Pueblo nicaragüense trabaja con fuerza, trabaja con oficio y beneficio para salir de la pobreza”, enfatizó.

“¡Cuánta paz!, agradecidos a Dios por esa concordia, ¡Cuánta luz! agradecidos a Dios por la iluminación. ¡Cuánto esfuerzo digno! ¡Cuánto merecimiento!”, exclamó.

“Los asaltantes, los saqueadores no tienen cabida para seguir saqueando, para seguir robando, para seguir siendo desvergüenza, pacotillas, forajidos, los asaltantes del bien común. Lo que sí tienen y ojalá Dios lo permita es el derecho a ver dentro de sí mismo, a verse como debemos ser todos, personas que cada día nos examinamos para saber cómo, de un día a otro, podemos haber mejorado, aunque sea un poquito”.

“En el esfuerzo de ser buenos hijos de Dios, en ese esfuerzo a eso tienen derecho, no solo el derecho, sino el deber todos. Lo que llamábamos examen de conciencia para ver si somos un poquito mejor, si el entendimiento, si la mente, si el corazón se abre, si nos disponemos a servir al prójimo y amar al prójimo, no a saquear al prójimo, no a vender la Patria, no a entregar la Patria, si nos disponemos a ser nicaragüenses por Gracia de Dios, no nicaragüenses que mal dicen el don de Dios que es una Patria como esta que tenemos. El don de Dios de ser hijos de Nicaragua, de Rubén Darío, de tantos patriotas, de tantos héroes Nacionales”.

¿A quién quiere parecerse?

"Bueno, es cada uno tiene la posibilidad de escoger a quién quiere parecerse. ¿Querés parecerte al Creador y asumir? Es imposible ser Dios, pero parecerte de acuerdo a su mandato. ¿Querés parecerte a Darío? ¿Querés parecerte a Sandino? ¿Querés parecerte a Zeledón? o ¿Querés parecerte a los traidores que, a lo largo de la historia, con un reducido número de apellidos que ellos consideran ilustres y que nosotros consideramos vende patria, traidores, han saqueado el país, y han ofrecido la Patria Nuestra y los bienes de todos al mejor postor (que nunca les da nada, además)?”, se preguntó la Compañera Rosario Murillo.

“Así, en Nicaragua nuestra bendita, siempre libre, vivimos creciendo en conciencia, de ciudadanía reflexiva, con derechos, con deberes, con conciencia y sobre todo ciudadanía que todos los estudios lo dicen, responde al Dios de todas las cosas, y responde sobre todo a sus mandatos de crear paz, concordia, bien común, respetando la dignidad de todos”, enfatizó.