El Comandante Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua, dijo este 11 de enero que el gran reto que tenemos los nicaragüenses es unirnos, haciendo referencia al poema Salutación del Optimista de Rubén Darío.

En este sentido dijo que tenemos que llenarnos de ese vigor de Rubén y de ese Canto de Vida y Esperanza, “ese grito que nos lanza Rubén y que nos dice, ‘Únanse, únanse, si unámonos los nicaragüenses, unámonos y seremos más fuertes para derrotar la pobreza, seremos más fuertes para contar con más trabajo, con más educación, con más salud, seremos más fuertes para vivir con dignidad, y poder caminar con la frente en alto’”.

Como dice Darío, ‘¡únanse!’, y tenemos que unirnos nuevamente, todos los sectores, la juventud, los trabajadores, los campesinos, los productores, los comerciantes, el sector turístico, emprendedores, los maestros, maestras, los trabajadores de la salud, los trabajadores de la construcción, tenemos que unirnos todas las familias nicaragüenses, para en un nuevo capítulo, en una nueva etapa de esta Revolución de la reconciliación del entendimiento y de la paz logremos construir en las mismas condiciones, la gran alianza, la gran unidad, que logramos construir en esa primera etapas hasta el año 2016, porque se derrumbó esa gran alianza, porque el objetivo de nuestro enemigo era derrumbar a Nicaragua, apoderarse de Nicaragua, y el pueblo dijo no, después de mucha paciencia el pueblo dijo no, y ahora se trata de ir trabajando para que después de las elecciones de este año, se pueda entablar un gran acuerdo nacional, un gran diálogo nacional para que lo que quedó aprobado en la constitución vuelva a caminar, tomando en cuenta las nuevas circunstancias lógicamente”.

De Darío a Sandino

En su intervención, antes de hacer el llamado a la unión, el Comandante Daniel Ortega resaltó que iniciamos este año con la Jornada de Darío a Sandino, “con la consigna ‘¡Nicaragua un Pueblo que Vence! Y que vence con estos cantos’. Aquí tengo, este un norteamericano que tradujo a Darío, lógicamente en Estados Unidos hay gente buena que ha dado la vida por Nicaragua en los 80, gente buena como Brian Wilson y los veteranos de guerra, saludos Brian que se encuentra en nuestro país. ¡Y a cuidar la salud, Brian!”

Entonces ya el poema de la Oda a Roosevelt es muy popular, muy conocido en nuestro país, aquí lo recogió este amigo norteamericano, es de denuncia. Pero esta este otro poema que es bastante conocido también, que es Salutación del Optimista”.

El Comandante dio lectura a un fragmento del poema:

Ínclitas razas ubérrimas, sangre de Hispania fecunda,

espíritus fraternos, luminosas almas, ¡salve!

Porque llega el momento en que habrán de cantar nuevos himnos

lenguas de gloria. ¡Nicaragua Vence! Un vasto rumor llena los ámbitos;

mágicas ondas de vida van renaciendo de pronto; ¡Nicaragua Vence!

retrocede el olvido, retrocede engañada la muerte, ¡Nicaragua Vence!

se anuncia un reino nuevo, ¡Nicaragua Vence! feliz sibila sueña,

y en la caja pandórica de que tantas desgracias surgieron

encontramos de súbito, talismánica, pura, riente,

cual pudiera decirla en sus versos Virgilio divino,

la divina reina de luz, ¡la celeste Esperanza! ¡Nicaragua Vence!

 

Mientras dos continentes, abandonados de huesos gloriosos,

del Hércules antiguo la gran sombra soberbia evocando,

digan al orbe: la alta virtud resucita,

que a la hispana progenie hizo dueña de siglos.

Abominad la boca que predice desgracias eternas, ¡Nicaragua Vence!

abominad los ojos que ven sólo zodíacos funestos, ¡Nicaragua Vence!

abominad las manos que apedrean las ruinas ilustres ¡Nicaragua Vence!

o que la tea empuñan o la daga suicida. ¡Nicaragua Vence!

 

Siéntense sordos ímpetus en las entrañas del mundo,

la inminencia de algo fatal hoy conmueve la tierra;

fuertes colosos caen, se desbandan bicéfalas águilas,

y algo se inicia como vasto social Cataclismo

sobre la faz del orbe. ¿Quién dirá que las savias dormidas

no despierten entonces en el tronco del roble gigante

bajo que se exprimió la ubre de la loba romana?

 

¿Quién será el pusilánime que al vigor español niegue músculos

y que al alma española juzgase áptera y ciega y tullida?

No es Babilonia ni Nínive enterrada en olvido y en polvo

ni entre momias y piedras, reina que habita el sepulcro,

la nación generosa, coronada de orgullo inmarchito,

que hacia el lado del alba fija las miradas ansiosas,

ni la que, tras los mares en que yace sepulta la Atlántida,

tiene su coro de vástagos, altos, robustos y fuertes.

Únanse, brillen, secúndense, tantos vigores dispersos:

formen todos un solo haz de energía ecuménica.

Sangre de Hispania fecunda, sólidas, ínclitas razas,

muestren los dones pretéritos que fueron antaño su triunfo.

Vuelva el antiguo entusiasmo, vuelva el espíritu ardiente

que regará lenguas de fuego en esa epifanía. ¡Nicaragua Vence!

 

No basta con proclamar la independencia, hay que asegurarla

Y concluimos comprometiendo con nuestro pueblo, todo nuestro trabajo, toda nuestra dedicación, toda nuestra inteligencia para cumplir con todos estos programas y otros que van surgiendo al paso del tiempo. Y este es un año de mucha significación para los pueblos centroamericano, es el año del 2 Aniversario de la Independencia de Centroamérica”, recalcó el Presidente.

No obstante, dijo que se proclamó la independencia, pero la independencia cuando se proclama no vasta, hay que asegurarla, “hubo que luchar y luchar durante esos años, porque la independencia se hiciera realidad. Hubo que luchar contra el expansionismo de Walker que venía a aplastarnos a los centroamericanos, hubo que luchar contra las intervenciones yanquis, contra las ocupaciones militares de los Estados Unidos, contra la tiranía impuesta por los Estados Unidos, y hemos tenido que seguir luchando día a día, y es un principio de la vida, para que la vida pueda continuar, hay que estar luchando por la vida todos los días”.

Dijo que igual, para que la independencia pueda resguardarse, hay que estar luchando todos los días por ella, porque la independencia de nuestros pueblos sigue siendo agredida, sigue siendo amenazada por los imperialistas de la tierra como bien los llamaba Sandino”.

Año electoral

"Este año, un año del 200 aniversario, de la independencia de Centroamérica, ya lo conmemoraremos con todos los hermanos centroamericanos, es un año de muchas elecciones en América Latina. Aquí ya el Consejo Supremo Electoral dio a conocer, que se estaría iniciando el proceso creo que en mayo, esa es otra tarea que hay que atender indiscutiblemente para que, para garantizar la continuidad de todos estos proyectos que han venido caminando, de todas estas obras que lo que nos están viendo a través de esta red de televisión, de radio, que se fijen ahí mismo en su pueblo, cuántas obras se han hecho, que se fijen bien en su pueblo cuántas casas, cuántas calles, no solamente el programa Bismarck, sino casas que se construyen en las comarcas y comunidades bajo la iniciativa de las alcaldías, se están entregando y eso lo vemos todos los días y lo ven en la comunidad, lo están viendo. Como va llegando la energía, eso lo están viviendo en cada comunidad, o sea, lo que estamos hablando, ustedes lo están viviendo, ustedes lo están constatando en su comarca, en su comunidad, en su barrio y en todo el territorio nacional”.

En el Aeropuerto de San Juan de San Juan de Nicaragua, ahí está, ahí lo puede ver, y ¿Cuándo se inauguró? ¿Cuándo se construyó? Fue con este gobierno”, indicó.

También hizo énfasis en el hecho de hacer un llamado a los gobernantes norteamericanos, “en este caso particular al nuevo Presidente de los Estados Unidos, el Presidente Biden a que Estados Unidos pueda trabajar hacia nuestra región, hacia América Latina y el Caribe, hacia Nicaragua, con una política de respeto y entendimiento, como lo decía Darío. Si Estados Unidos se volcara en esa dirección cuánto beneficio y cuánto respeto ganaría Estados Unidos”, expresó.

Finalizó diciendo: “Así que, queridos hermanos, siempre, siempre con nuestra fe puesta en Cristo, con nuestro compromiso puesto en nuestros héroes y mártires. Y nuestros pasos dados, y que seguiremos dando con el pueblo con los pobres para que salgan de la pobreza, con el sector medio, con todos los sectores económicos y sociales, que sepan que aquí está un gobierno que pone en práctica el principio cristiano, amar al prójimo como a ti mismo, ama al prójimo como a ti mismo, y le daremos mayor vida, mayor fortaleza a nuestro país. ¡Qué viva Nicaragua bendita y siempre libre! ¡Patria Libre o Morir!”.