El Palacio de la Cultura acogió a familiares, amigos y colegas del maestro Erasmo Moya, que ayer pasó a otro plano de vida y hoy fue homenajeado por quienes le conocieron durante sus etapas de formación profesional, su desempeño en las artes plásticas y su amor por Nicaragua y sus tradiciones.

El maestro Moya se destacó por ser el creador y padre de las gorditas de Estelí, obras en las que reflejó la hermosura de la mujer nicaragüense y que a lo largo de los años se han ido extendiendo en todo el territorio nacional, siendo un referente del talento y la creatividad de los artistas.

“Hoy despedimos al gran maestro Erasmo Moya, un muchacho que con la Revolución Popular Sandinista tuvo las ventanas abiertas del mundo, era un gran artesano y obtuvo una beca para estudiar en Italia de donde vino transformado en un gran artista, creador de las esculturas inmensas de las gordas e marmolina, haciéndose merecedor en 1988 del Premio Nacional de Esculturas Genaro Amador Lira”, refirió Luis Morales, director del Instituto Nicaragüense de Cultura.

homenaje-postumo

La partida física de Moya es lamentada para el folclorista Wilmor López quien afirmó que fue un artista humilde, trabajador y dejó un gran legado cultural.

“Es el más alto escultor monumental de la piedra de marmolina, su pérdida es la pérdida de un gran artista nacional e internacional, su escultura está a la luz del pueblo porque se ve y se puede tocar, el arte perdurable que hizo Erasmo Moya marca una época, después de él no hay otro que ha seguido este trabajo escultural monumental”, expresó.

Para su hijo Israel Moya, su padre fue un hombre que amó el arte y siempre quiso ser recordado como un gran artista, que sus obras fuesen admiradas por los nicaragüenses y extranjeros y que vieran en él un referente del arte y la cultura.

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo

homenaje-postumo