Nicaragua llevó a cabo el primer congreso de marcas donde productores y emprendedores fueron capacitados y a quienes se les entregaron certificados de registros.

Harry Peralta, director de registro de la propiedad intelectual del Mific, explicó que tener una marca registrada permite que esta se pueda explotar de diferentes maneras en el ámbito comercial.

"El Mefcca y el Mific nos hemos coordinado para trabajar en los territorios para dar un beneficio directo. Hoy podemos encontrar productos como frijoles, miel, chocolate, artesanía y servicios de hotelería registrados bajo una marca", aseguró.

Al registrar una marca el protagonista adquiere exclusividad, puede brindar licencia de su producto y le da valor agregado al mismo.

En el congreso llevado a cabo en coordinación con Mefcca y Mific se hizo entrega del certificado de registro a sesenta perdonas de distintas partes del país.

Humberto González, director de economía creativa de la presidencia, resaltó que con esta iniciativa se visibiliza los emprendimientos de calidad.

"Hoy estamos viendo a cooperativas y a emprendimientos de agregación de valor que le están dando mayor importancia al tema de la marca. Hoy no solo se reconoce el producto por la marca sino por el origen, ubicación geográfica como las que tenemos en este congreso".

Uno de los emprendedores que registró su marca de origen es Carlos Alberto Amador.

"Tenemos la certificación de la marca "El Vivero" de dos productos a como es el vino de Jamaica con jengibre y la cususa Chontales de la Gateada".

"Son productos saludos del campo y tener la marca nos permite penetrar en diferentes mercados nacionales y extranjeros, ferias, pulperías y muchas cosas más".