La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, destacó este 30 de noviembre, último día del mes de noviembre y antesala del inicio de un diciembre familiar, cristiano y solidario, de unión por el bien común de nuestra Nicaragua bendita y siempre libre.

Diciembre para recuperar el sentido de la vida, para nosotros los cristianos, renacer en el amor a Dios Nuestro Señor, que nos nace en nuestros corazones, de nuevo nace en nuestros corazones cada 24 y 25 de diciembre”, comentó la vicepresidenta compañera Rosario.

Hizo referencia a qué bonita se ven las calles, las plazas, los parques, “las plazas de todos los municipios de esta patria bendita. Las familias disfrutando de estos días de tranquilidad, gracias a Dios, porque aquí tenemos paz y tenemos cariño, tranquilidad, seguridad, armonía, concordia, que es lo que más pedimos al Señor”.

Armonía que crece, concordia que crece, sentido de paz, de bien, sentido de avance en cristianismo y solidaridad, y sobre todo la reafirmación de algo básico, pero prioritario para todos, con odio nunca más, diciembre para vivir las esperanzas victoriosas y para erradicar el odio desde lo profundo de nuestras almas decimos: ¡Con odio nunca más!”, enfatizó.

Siempre adelante, siempre más allá, siempre con amor, siempre con esperanza victoriosa, porque sabemos, que aquí en esta Nicaragua bendita reina Jesús por siempre, Jesús que es concordia, paz, amor y la Madre María que nos celebramos en grande en estos días, implorándole como tierna madre nuestra que interceda ante ese príncipe nuestro, para que vayamos adelante fortalecidos en fe, en sentido de familia y como comunidad, nicaragüenses, como familia nicaragüense y comunidad humana”.

La compañera Rosario Murillo invitó las familias nicaragüenses a recorrer la avenida de Bolívar a Chávez donde se lucen más de 50 hermosos altares, “como en todos los municipios de nuestro país, estamos luciendo nuestro amor, a nuestra madre santísima, a nuestra madre María”, finalizó.