La Policía Nacional graduó a 954 nuevos agentes que estarán a partir de este jueves al servicio de la paz y la seguridad del pueblo nicaragüense.

Se trata de 677 agentes varones y 277 mujeres parte del III curso básico de policía 2020, dedicado a la memoria del héroe de la paz, teniente José Abraham Martínez.

El comisionado general Jorge Cairo Guevara, director de la Academia Nacional de Policía Walter Mendoza, refirió que el curso aprobado por los nuevos policías “tiene como estrategia la ejecución modular de contenido basadas en el alcance de competencia y en enfoque socioconstructivista, de conformidad a lo establecido en nuestro modelo policial”, afirmó.

Refirió que los graduados ejercieron prácticas profesionalizantes en la Dirección de Operaciones Especiales, Seguridad Ciudadana, Seguridad de Protección de Personalidades y la Brigada de Regulación Operativa de Tránsito Vehicular.

El primer expediente, Maximiliano José Saborío Ruiz, originario de Río San Juan, expresó que es una meta que como hombres y mujeres al servicio de la población les llena de orgullo.

Nos comprometemos a cumplir fielmente nuestros deberes, respetar las leyes de la república y ante nuestros héroes y mártires a proteger los derechos y garantías del pueblo nicaragüense segundo el ejemplo de los héroes que con su sangre abonaron a la paz y tranquilidad de Nicaragua”, señaló.

El segundo jefe de la Policía Nacional, comisionado general Aldo Sáenz, rindió honores a los miembros de la institución que durante los 41 años de vida institucional han ofrendado su vida al servicio de las personas, familias y comunidad.

Seguridad que constituye un elemento fundamental para que nuestro pueblo mejore su bienestar, por los que ofrendaron tantas vidas y por lo que este pueblo luchó, para alcanzar la paz, la justicia y la restitución de derechos. Seguridad que se constituye una ventaja competitiva para lograr el crecimiento y desarrollo de nuestra querida Nicaragua, seguridad que pretendieron robárnosla y que gracias a la sangre de 600 hermanos policías heridos, y 22 hermanos, y por la que el teniente José Abraham Martínez ofrendó su vida, hoy continuamos gozando de paz, estabilidad y seguridad”, afirmó.