Entre lágrimas y desconsolado Orlando Navarrete Baldizón, con su niña muerta en brazos, solloza consternado tras haber perdido a su familia en la tragedia ocurrida en el sector Los Roques, Comunidad San Martín de Peñas Blancas, en el Municipio Tuma-La Dalia, donde se dio un deslizamiento de tierra que soterró a unas 15 personas.

“Venir aquí y hallar muerta a mi hija y mi esposa, era mi única niña, tanto que le pedí a Dios una niña y mire en qué terminó, dos años nada más, no disfrutó nada su vida”, relató Navarrete al canal TN8.

“Aquí vivían mis suegros y ella andaba visitándolos, yo el viernes vine y le dije ahí voy a venir el domingo por usted, pero nunca pensé que llegara a pasar esto”.

Navarrete llevaba 3 años de casado con Martha Lorena (fallecida), también relató con la voz entrecortada que anhelaban tener más hijos, sueño que ya no podrá ser realidad.

“Teníamos 3 años de casados apenas, nuestra primera hija… anhelábamos tener más hijos y todo el sueño se fue”, concluyó.

La desgracia ocurrió el pasado 17 de noviembre tras el paso del huracán Iota sobre Nicaragua, uno de los fenómenos naturales más potentes en los registros nacionales.

Las autoridades municipales junto a brigadas compuestas por el Ejército de Nicaragua, la Policía, Bomberos, Brimur, Minsa, Comupred, Codepred y la comunidad realizan labores de búsqueda incansable y rescate en el lugar desde el primer momento que se conoció del acontecimiento.

Los cuerpos sin vida rescatados hasta el momento corresponden a Martha Lorena Hernández, de 34 años de edad y sus hijos Orlando Josué Navarrete Hernández, 7 meses de edad y Heykel Navarrete Hernández, 9 años de edad, así como Karen Junieth Martínez Hernández, de 2 años de edad.

Las constantes lluvias en el territorio nicaragüense han provocado la saturación de los suelos, por lo que las autoridades de Ineter y Sinapred han reiterado el llamado acatar las recomendaciones para evitar tragedias, el principal mandato es salvar vidas.