El Comandante Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, durante el acto en homenaje al Comandante Carlos Fonseca Amador, este 8 de noviembre, se refirió a la emergencia ocasionada en la Costa Caribe por el paso del huracán Eta.

“El huracán que ha dejado un daño que es reparable, porque lo que es el número de víctimas aquí en Nicaragua; donde se produjo muerte, fallecimientos fue en la actividad minera, pero fue antes de que entrara el huracán. Ya sabemos los problemas que hay siempre en la minería artesanal que es de un alto riesgo y ahí hacemos esfuerzos para buscar cómo enlazar la minería artesanal con la minería industrial para que salgan ellos de esa actividad artesanal que es tan peligrosa en la forma en que ellos la practican. Ahí se vienen buscando convenios para que esa minería artesanal se incorpore a la minería industrial que está normada, que está ya más organizada a través del ministerio”, comentó.

“Ahí se puso a prueba otra vez las capacidades. Y hemos demostrado frente a los huracanes, frente a las tormentas tropicales, y solo recordamos con este huracán el huracán Félix, el Félix tuvo un impacto mucho mayor y destruyó la ciudad de Rosita, en Bluefields devastó la Isla del Maíz, la grande y la pequeña, desbarató los bosques: pero logramos ahí evitar muertes, logramos evitar muertes. Y ahí fue fundamental la organización del pueblo, el pueblo organizado, la juventud organizada, el Ejército con sus diferentes direcciones aéreas, terrestres, marítimas, la Policía con sus diferentes direcciones, los bomberos con todo su esfuerzo y las capacidades también de las instituciones de salud dispuestas para atender casos de emergencia”, indicó.

“Y luego también la capacidad para poder restituir los servicios que se iban perdiendo, que se iban dañando, ya sabemos que estos huracanes provocan cortes de servicio de energía incluso en las grandes ciudades cuando entran estos huracanes en los Estados Unidos se va la luz... y lleva su tiempo después recuperarla. Aquí hemos venido nosotros recuperando la energía donde se perdió la energía. Y luego los poblados que fueron totalmente devastados, algunos poblados de las comunidades miskitas fueron totalmente devastadas pero no hubo un solo fallecido ahí, ¿por qué? porque se había evacuado con tiempo. Igual los hermanos de los Cayos, los que están en los Cayos, los cayos Miskitos que están en todos estos cayos, islitas del Caribe también aceptaron la evacuación porque antes era difícil evacuarlos, ahora aceptaron la evacuación y eso significó salvar la vida”, agregó.

Librando la batalla en el campo económicos

El resaltó que ante estas adversidades en Nicaragua se sigue librando la batalla en el campo económico “recuperando la economía desde abajo”.

“Entonces la batalla hoy la estamos librando, en el campo económico la estamos librando con los productores, la estamos librando con los comerciantes, la estamos librando con los emprendedores, capacitándolos, aportando más conocimientos, más tecnología en lo que se puede y también implementos que les den mejores y mayores instrumentos a los productores para elevar la calidad y la cantidad de su producción, primero la agroalimentaria lógicamente, todo el sector agroalimentario y luego otras actividades, miles de actividades que desarrolla el pueblo y que se siente bullir ahí lleno de firmeza frente a un reto, un desafío bien grande que es ir recuperando la economía desde abajo”, dijo.

“No podemos hacernos la idea de que ahora van a ver los países europeos a los Estados Unidos a hacer un enorme aporte a Nicaragua para que ... ellos están resolviendo sus propios problemas y en la medida que pueden disponen de algunos recursos para los países que están siendo afectados en este caso los centroamericanos, los hermanos países centroamericanos con los cuales compartimos coordinación en esta lucha contra el huracán, compartimos comunicación con los hermanos cubanos también porque para allá fue ya como tormenta tropical y también compartimos el dolor con ellos por los fallecidos, por los que murieron en el caso de Guatemala, Honduras, el El Salvador, en Costa Rica, en Panamá incluso hubieron perecidos; entonces con todos ellos compartiendo y hoy más que nunca luchando todos los centroamericanos para buscar cómo acercarnos y hacer esfuerzos conjuntos para poder enfrentar esta crisis mundial”, expuso.

“O sea el mundo está atravesando una crisis sin precedentes en los últimos siglos, por qué? porque los grandes poderes de la economía global están resquebrajados, y lo primero que tienen que hacer es vencer la pandemia para que se pueda normalizar la actividad económica en esos países, en Europa en Estados Unidos”, valoró.

Comandante Carlos presente en nuestras luchas

El presidente Daniel Ortega reflexionó que “Carlos está presente en todas estas luchas que estamos librando nosotros, la lucha que estamos librando con trabajo, estamos librando con educación, con salud, estamos librando con el acompañamiento al pueblo trabajador en los momentos difíciles, la solidaridad, la solidaridad la ponemos en práctica, la solidaridad que es el amor, que es la ternura, como decía Tomás, de los pueblos, la solidaridad es lo más valioso que tenemos los nicaragüenses”.

“Llegará el momento en que aún con los más envenenados podamos dialogar, nos podamos encontrar alrededor de qué, de los programas económicos, de los programas sociales y luego llegará el momento también como lo hemos dicho, ya ayer u hoy, ya hemos arrancado de nosotros, no es que estemos arrancando, estamos dando continuidad a lo que es el trabajo en beneficio del pueblo, para asegurar la paz de nuestro país”, dijo.

“Ahora se trata de multiplicar ese esfuerzo porque estamos a un año de las próximas elecciones y nuestra responsabilidad como nicaragüenses, como herederos de Carlos, de su pensamiento y de todos nuestros héroes y mártires, es garantizar la estabilidad económica social, la salud, la educación la construcción de carreteras y caminos y de puentes que no se detenga como no se ha detenido ni aún en medio del terrorismo de abril, ni aún en medio de la pandemia, ni aun ahora con el huracán. Donde se estaba construyendo y no hubo mayor problema se ha seguido construyendo, donde el huracán provocó daños, destruyó puentes, inmediatamente listos para reconstruir el puente”, comentó.

Es decir, la batalla hoy la estamos librando nosotros hermanos nicaragüenses de esa forma, para qué? para que de esas elecciones que tendremos dentro de un año, tengamos los resultados que espera y por los cuales han luchado nuestros héroes y mártires y por los cuales luchó nuestro hermano Carlos Fonseca, que es la paz, la estabilidad, el crecimiento económico. Vamos en esa dirección a conquistar la paz, a asegurar la paz, a desarrollar la economía”.

A seguir trabajando en paz

Finalmente, el presidente Daniel Ortega dijo que los nicaragüenses tenemos el deber de “seguir trabajando como lo venimos haciendo en paz, sin discursos de odio. Nosotros no podemos estar respondiendo discursos de odio con discursos de odio, allá ellos los que lanzan el discurso de odio”.

Nosotros los discursos de odio los respondemos con trabajo en beneficio de la salud, con trabajo en beneficio de los pobres, en la construcción de viviendas, en la construcción de hospitales, en la construcción de carreteras, multiplicando la producción agrícola, yendo donde los campesinos sin preguntarles de qué partido son, simplemente ustedes son campesinos y aquí traemos las herramientas para que ustedes produzcan mejor y produzcan más para garantizar la alimentación de los nicaragüenses, ese es nuestro gran reto, y esa es nuestra gran lucha, la lucha para erradicar la pobreza, para garantizar la educación y para que Nicaragua pueda vivir en paz”, concluyó.