La compañera Rosario Murillo vicepresidenta de la República, informó que los nicaragüenses tendremos una semana llena de conmemoraciones históricas, conmemoraciones heroicas, conmemoraciones que reflejan el carácter indoblegable de cada nicaragüense, creyente, devoto, digno siempre, ese carácter que mostramos cada día y que  viene de tantas epopeyas de nuestra historia.

Entre estas epopeyas mencionó las del general José Dolores Estrada, general Benjamín Zeledón, general Augusto Nicolás Sandino, soldado Andrés Castro, ¡cuánto espíritu indomable, que precisamente nos define como nicaragüense por gracia de Dios!”, expresó.

Destacó la conmemoración de los 40 años de la epopeya gloriosa de la Cruzada Nacional de Alfabetización, en la que en pocos meses los jóvenes nicaragüenses lograron una victoria transcendental, victoria estratégica, victoria de ese presente que vivíamos 79 y 80, estratégica para este futuro que hoy vivimos con la misma fuerza, con la misma pasión, con el mismo entusiasmo, con el mismo amor a la Patria.

Miles de jóvenes desplazándose, miles de jóvenes en un ejército de Cultura y Paz, miles de jóvenes desplazados por todo el territorio nacional aprendiendo de los hermanos y hermanos que no sabían leer, porque fue una cruzada de aprendizaje mutuo, más que maestros todos fuimos alumnos, unos aprendiendo a leer, y otros aprendiendo experiencia, sabiduría de vida. Eso fue esa cruzada ejemplar que iluminó al mundo en pocos meses”, comentó la compañera vicepresidenta.

Envió un saludo de manera especial al profesor Orlando Pineda, insigne alfabetizador, orden Augusto Sandino, y al profesor Miguel de Castilla, que fue viceministro de Educación en tiempos de la alfabetización, que recibió la orden de la Independencia Cultural Rubén Darío de manos de nuestro Presidente Daniel Ortega hace algunos años.

Vamos a estar reuniéndonos también con ellos para conmemorar en los próximos días”, detalló.

Aniversario de la Juventud Sandinista

La compañera Rosario también se refirió a los 41 años de la Juventud Sandinista 19 de Julio, “de la fundación, pero realmente es la continuidad, del heroísmo de los jóvenes nicaragüenses, la continuidad del entusiasmo y el amor Patrio de los jóvenes nicaragüenses que se organizaron en la Juventud Sandinista 19 de Julio que todavía hoy con el mismo entusiasmo otros jóvenes, con el mismo amor Patrio y tal vez incluso más, porque cada día crece en todos nosotros el amor a la Patria y la certeza de que unidos en paz, en reconciliación, en esperanza buena es que tenemos Patria. Amor Patrio, Juventud Sandinista 19 de Julio desplazándose también a través de estos 41 años en tareas de amor a la Patria, en cada etapa en tareas distintas”.

Juventud Sandinista 19 de Julio, sirviendo a las familias nicaragüenses, llenándose cada vez de mayor compromiso, honrando ese deber que tenemos de ser solidarios y de aprender, seguir aprendiendo de las familias que reciben los títulos de propiedad y que visitamos, de las familias que reciben los paquetes alimentarios solidarios que visitamos, aprendiendo siempre, con el corazón abierto al aprendizaje, todos somos alumnos permanentes de la vida y los milagros que Dios derrama sobre nuestra Nicaragua”.

Cuánta esperanza. Cuánto sueño, cuánta realización, cuanta pasión decíamos, cuanto cariño el que tenemos todos a esta Patria cuyo azul intenso nos llena cada día. Ese azul de las páginas de Rubén Darío y ese blanco de nuestro cielo. Azul y blanco nítido, no profanado, que nos llena de orgullo, de amor, y ahora más que nunca cuando vamos a conmemorar el bicentenario de una Independencia que se proclama y se realiza todos los días con amor y esperanza”, enfatizó.

42 años de la operación Muerte al Somocismo

También semana se conmemoran los 42 años de la gigantesca acción que realmente sorprendió al mundo.

El Frente Sandinista de Liberación Nacional como siempre tuvo esa capacidad a lo largo de la historia, de sorprender con buenas noticias y esa acción, Muerte al Somocismo, Carlos Fonseca Amador, era el preludio de la mejor noticia que se dio unos meses después, el triunfo de la Revolución Popular Sandinista en nuestro país.

Ese fue como un clarinazo, el amanecer se mostraba, la oscurana más oscura, pero porque viene el día, decía una de las frases de un poema histórico de Ernesto Cardenal. En esa oscura oscura, la oscurana y más oscura, pero porque viene el día y el zanate clarinero subirá a la palmera, cantará: Compañero, Compañera”.

La compañera Rosario hizo énfasis que esa acción del Palacio Nacional fue el preludio de la aurora, del amanecer y del inicio de otra etapa de nuestra historia con democracia, porque fue el Frente Sandinista de Liberación Nacional junto al pueblo y el pueblo con el Frente Sandinista de Liberación Nacional, el que derrotó a la dictadura, el que logró la libertad y la democracia en Nicaragua. ¡Eso no lo olvida nadie!.

También eso tiene sus preludios, como la gesta heroica de Pancasán, que también se estará conmemorando en estos días, el 27 de agosto con hermanos y hermanos que participaron, y que son ejemplo del coraje que tenemos los nicaragüenses y que se requiere para asumir las responsabilidades, los deberes, asumir con honra las tareas gloriosas de ser parte de un proceso libertario en tiempos en que todo parecía difícil, pero allá estaba la luz al final del túnel”.

Y esa luz se fue ensanchando y fue generando luces como las auroras boreales, luces multicolores del Nuevo Amanecer y vivimos todos los días en la esencia del Nuevo Amanecer en nuevos tiempos, en nuevas circunstancias, con nuevos deberes, pero son los mismos, el deber de cantar, que quiere decir amar, amar al prójimo como a nosotros mismo, porque venimos de una formación y una cultura cristiana, solidaria, por eso decimos el deber de cantar que es amar al prójimo y desde las circunstancias más difíciles, seguir abrazando ese amor al prójimo, proclamándolo y practicándolo porque queremos una Nicaragua Libre, así como luchamos por una Nicaragua libre de somocismo de aquellos tiempos porque siempre hay remanentes desgraciadamente, queremos una Nicaragua Libre de Pobreza, una Nicaragua llena de alegría”.

Hoy tenemos alegría, pero más alegría cuando la vida está llena de bienestar y se pueden cumplir los sueños materiales a los que tienen derechos las familias, porque tenemos derecho todos a vivir mejor. Y entonces seguimos soñando llenos de amor, y corazón lleno de amor, y seguimos con la capacidad invicta de crecer, de aprender todos los días unos de otros y con la capacidad creciente de enfrentar los retos para bien, para mejor”, finalizó la compañera Rosario.