Con el objetivo de preservar la madre tierra y los recursos naturales, la Asamblea Nacional aprobó el decreto de enmienda al Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, en que se reafirma el compromiso del gobierno de Nicaragua por fortalecer su política exterior, lazos de amistad y cooperación bilateral con otros estados.

El Protocolo de Montreal es un acuerdo ambiental multilateral que está logrando con éxito evitar grandes daños al medio ambiente y la humanidad, el mismo ha sido objeto de varias enmiendas entre ellas la de Londres en 1990, Copenhague 1992, Beijing 1999 y actualmente la enmienda de Kigali aprobada en 2019, que permitirá un mayor acceso al apoyo financiero y técnico a Nicaragua.

La enmienda de Kigali permitirá durante los próximos 30 años una reducción de más del 80% la producción y el consumo proyectado de hidroflurocarbonos, compuestos orgánicos utilizados en refrigerantes alternativos que agotan la capa de ozono.

La diputada Iris Montenegro señaló que la aprobación de la enmienda es una muestra del compromiso del gobierno sandinista de crearle a la población un ambiente sano, saludable, tal y como lo establece la Constitución Política de Nicaragua.

Al aprobar la enmienda estamos contribuyendo a los esfuerzos que mundialmente se vienen realizando en esta dirección y en el que Nicaragua está altamente comprometida y a la vanguardia de las acciones dirigidas a cuidar y proteger nuestro medio ambiente y capa de ozono”, subrayó.