LAS MICAELAS CELEBRAMOS LOS 41 AÑOS DEL TRIUNFO DE LA VIDA CONTRA EL SOMOCISMO, EL IMPERIALISMO Y EL GOLPISMO, LAS TRES CARAS DE LA MUERTE

Querido Pueblo Nicaragüense, compañeros/as sandinistas, Hace 41 años, un 19 de julio de mil novecientos siempre, entraban los hijos de Sandino triunfantes a Managua. Junto al “General de hombres libres” y su estado mayor de la dignidad, al cacique Diriangén y a Benjamín Zeledón, a Tomás, a Daniel y a Carlos, a Federico y Marcos, a Luisa Amanda y Arlen, a Mildred y Araceli, iban también todos los patriotas y resistentes populares, indígenas y negros de Nuestra América, de toda “la Raza Indohispana”, como la llamó Sandino.

La bestia somocista huía bajo las sombras de sus patrones norteamericanos, el gigante egoísta del norte que, entre otras maravillas democráticas, había restablecido como legal la esclavitud en Nicaragua, con el pirata Walker en 1856 y había realizado el cobarde primer bombardeo aereo contra la población civil nicaraguense a inicios del siglo XX.

Los mismos democrátas que clavaron un “playa girón”, cada día durante 10 años, en las costillas de Nicaragua con su criminal guerra contra revolucionaria. Y que, en años recientes, levantaron la indecente y fracasada intentona golpista, quemando vivos a los hijos de la Patria, con la complicidad financiada, acomodaticia o extraviada de algunos indignos que se pretenden progresistas. Ahora, revolcados en su propia decadencia, sus horrores bactereológicos, ambientales, químicos y nucleares, persisten en su locura egoísta y criminal.

Se caen las máscaras y se cumplen las palabras de Gabriela Mistral, la poeta chilena universal, combatiente ética del sandinismo, cuando dijo: “que se vea hasta dónde llega la crueldad norteamericana, hija de la lujuria de poseer”. Nosotras nos ponemosde pié, al lado de la Nicaragua sandinista, soberana y popular. Celebramos sus triunfos por la vida.

Repetimos las palabras de Sandino en el Manifiesto de San Albino, otro luminoso día de julio, en 1927: “El vínculo de nacionalidad me da derecho a sumir la responsabilidad de mis actos en las cuestiones de Nicaragua y, por ende, de la América Central y de todo el Continente de nuestra habla, sin importarme que los pesimistas y los cobardes me den el título que a su calidad de eunucos más les acomode.” ¡Viva Nicaragüa Libre! ¡Viva el Sandinismo! ¡Viva Nuestra América Antimperialista, Soberana y Socialista! Perú, donde dejó su amorosa huella combatiente el comandanteTomásBorge, Julio de 2020.

Movimiento Nacional de Mujeres Todas Somos Micaela