Ante el terremoto que se registró al sur de México, a unos 12 kilómetros de la localidad de Crucecita, en el estado de Oaxaca, el Sinapred activó los protocolos establecidos ante este tipo de situación en la región, informó el ministro doctor Guillermo González, detallando que el evento tuvo una magnitud de 7.7 grados en la escala de escala abierta de Richter.

Al momento del fenómeno inmediatamente a nivel de las instituciones de primera repuesta nos pusimos en alerta, el Ejército puso en alerta el segundo comando militar, la Fuerza Naval, mientras se afinaban los detalles del progreso del fenómeno. La Policía Nacional también activó sus mandos principalmente en la zona de Chinandega, en el Golfo”, destacó González al resaltar que el Sinapred y sus instituciones inmediatamente activaron los protocolos.

Al momento del sismo la red sísmica de Nicaragua detectó el movimiento con una magnitud inicial de 6.5 grados, explicó el experto del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) Wilfred Strauch.

Tras el sismo, la Dirección de Geología del Ineter, inmediatamente alertó al Sistema Nacional de Prevención y Atención a Desastres (Sinapred), a la Defensa Civil y otras instituciones en Centroamérica, ya que Nicaragua actúa como un centro de alerta temprana de tsunami para la región al tener un moderno sistema.

Descartaron tsunami en región del Pacífico

Seguimos estudiando el sismo y con más información corregimos nuestros datos y nuestra magnitud subió a 7.3 y la ubicación quedó igual. La ubicación no en el mar, sino en tierra a unos 30 o 40 kilómetros de la costa de Oaxaca, explicó.

Strauss añadió que monitorearon por varios minutos y se llegó a la conclusión que “probablemente no va haber un tsunami grande, sino en México tal vez un metro o algo así la altura de la ola y en los países de Centroamérica por la distancia sería menos”.

Las autoridades nicaragüenses también recibieron el informe del Centro de Alerta de Tsunami de Hawái que el evento lo registraron inicialmente en 7.7, pero después la redujeron a 7.4, muy similar a la registrada por la red nicaragüense.

En el caso de la amplitud de la posible ola de tsunami, ellos también dijeron que posiblemente habrá un tsunami de menos de un metro en México y también posiblemente Guatemala un metro o menos y para el resto de Centroamérica menos de 30 centímetros, eso significa que no hay peligro, significa que va haber movimiento, pero no es un impacto destructivo, significa para nosotros que está pasando en la costa, pero no evacuar, no quitar a la gente de la costa, informar que va haber movimiento del nivel del mar, pero no son peligrosos”, indicó Strauss.