La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua anunció que este 23 de junio se entregarán otras 100 nuevas viviendas del Proyecto Bismarck Martínez en la urbanización Villa Jerusalén, conmemorando al comandante Carlos Fonseca.

Las viviendas serán entregadas a las familias beneficiadas este martes en homenaje al comandante Carlos Fonseca y al Día del Padre.

Expresó que “mañana vamos a honrar al comandante Carlos, y cómo lo vamos a honrar, inaugurando obras, más de 100 nuevas viviendas serán entregadas mañana celebrando ese día y esto es en la Urbanización Villa Jerusalén y es el programa insignia, ese programa Bismarck Martínez que hoy dota de lotes, de casitas en todo el país a miles de familias. Ese es un programa de alto simbolismo porque representa la capacidad que tenemos las familias nicaragüenses de reconstruirnos fortalecidos en fe todos los días, la capacidad que tenemos de convertir los tiempos duros en tiempos de amor, y de amor cierto, sagrado, vital, amor y solidaridad en la vida cotidiana. Bismarck Martínez, héroe del amor, momento horrible el que vivimos, no lo deseamos a nadie, y sabemos que Dios no permitirá que se repita nunca. Y Bismarck Martínez y los compañeros y compañeras que dieron su vida en esos tiempos horribles, en esos tiempos horribles, viven en todos estos programas que son programas de amor cristiano, de cristianismo y solidaridad, de Nicaragua bendita y siempre libre”.

Reiteró que son 100 viviendas en Villa Jerusalén entregadas a 100 familias, “ya llevamos 400 y vamos adelante”, recordó la compañera.

Y vamos adelante también con las casitas solidarias que se entregan cada semana y vamos adelante con la construcción de sistemas de alcantarillado sanitario, tratamiento de aguas residuales, esta vez en Rivas, Tola, con adoquinados de calles en todas partes, poquito a poco, esta vez en San Rafael del Sur, en Las Minas rehabilitando carreteras, en Potosí Rivas, rehabilitando más calles comunidad Las Banderas y reparación de campos deportivos, esto es todos los días, gracias a Dios, porque nos fortalece todos los días con capacidad para trabajar, centro o campo deportivo San Pablo en comunidad Chorotega, San Rafael del Sur. Rehabilitamos aulas en Buena Vista, Wiwilí, Nueva Segovia, y en Chichigalpa CDI Mi Bebé, Chinandega. Esto siempre en agradecimiento a Dios que nos permite trabajar y ofrecer resultados, pequeñas victorias cada día a las familias, con las familias y vamos construyendo grandes victorias de la paz y del amor”, concluyó.

.