Llanto, abrazos, aplausos y mucho agradecimiento a Dios y a los héroes de batas blancas son las constantes en las unidades hospitalarias de Nicaragua, donde a diario muchos nicaragüenses le ganan la batalla a la Covid-19 y donde otros batallan por recuperar su salud y seguir gozando de la paz y la unidad en sus hogares.

Un equipo periodístico de Juventud Presidente recorrió las instalaciones de los hospitales públicos constatando cómo el gobierno a través de los médicos, enfermeras, personal de limpieza, entre otros, han unido esfuerzos y conocimientos para atender desde la primera línea de combate ante la pandemia a todos los pacientes sin distingo alguno.

Cada vez son más los y las nicaragüenses que se unen en clamor a Dios por la recuperación de los enfermos por la Covid-19, plegarias que han tenido eco y que hoy le han devuelto la felicidad a los pacientes y sus familiares, que victoriosos regresan a sus hogares y con satisfacción agradecen a los que batallaron con ellos en esta lucha por la salud y la vida.