La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua informó este sábado 28 de marzo que se mantienen y aplican todas las medidas de precaución y prevención en todos los puestos de ingreso en Nicaragua, en aeropuertos y en las fronteras donde circula nuestro comercio regional.

Dijo que la situación que reporta el Ministerio de Salud, gracias a Dios, hasta este momento es la misma de este viernes.

Se continúa realizando pruebas a personas que lo ameritan, todas han salido negativas hasta este momento.

La compañera Rosario dijo que hasta el mediodía de este sábado el caso número 1 continúa sin síntomas "en vías de franca recuperación", continúa estable y en vías de ser dado de alta, en las fechas que corresponde según el día que dio positivo.

Respecto a los dos casos positivos que llegaron de Estados Unidos, una mujer de 52 años, y un varón de 70 años, dijo que este último "es de alto riesgo por su edad y otros padecimientos crónicos, ya está siendo atendido".

Las mismas 14 personas, contactos con los casos importados "continúan en monitoreo permanente del Ministerio de Salud", están sin síntomas, estables y sus exémenes dieron negativo.

Recoconocimiento y admiración a la elevada disposición de servicio

La compañera Rosario Murillo expresó su admiración, reconocimiento y respeto a todos los hermanos que trabajan en la aplicación rigursa de todas estas medidas de precaución y prevención, compañeros de migración, del ministerio de gobernación, de la policía, el Ejército, que están  ahí cuidando a quienes transitan y cuidándonos a todos.”

"Seguimos con esperanza y confianza en el Dios de todos, en la fe que ponemos en su divina protección, en la bendición que sentimos recibir cada mañana, en forma de energía, para seguir trabajando, privilegiando la atención y promoción de salud, las visitas de nuestras brigadas de cariño, y las recomendaciones para todos los cuidados necesarios, esas recomendaciones que damos, casa por casa, con nuestro saludo, respeto, reconocimiento y admiración a la valentía y a la elevada disposición de servicio, de todo el Pueblo de Nicaragua, de los trabajadores especialistas de salud, de las redes comunitarias y promotores de Salud; ese esmerado espíritu de servicio de los educadores, de todos los servidores públicos, de nuestro ejército, nuestra Policía, nuestro Sistema de Migración, nuestros Bomberos, todo el personal del Ministerio de Gobernación. A todos ellos nuestro reconocimiento, por cuidarnos, por ser parte de esta Gran Campaña de Cuido Responsable y Amoroso, en nuestro país", expresó la compañera Rosario.

Además, señaló que el Sistema Penitenciario Nacional y las cárceles preventivas de la Policía Nacional reportan gracias a Dios, medidas aplicándose, normalidad y que las visitas están realizándose.

Asimismo se refirió a los telecultos que se desarrollan en los sistemas penitenciarios del país.

"Telecultos, videocultos que realizamos para quienes lo deseen todos los días a cargo de distintos pastores, el pastor y secretario general de las Asambleas de Dios, Roberto Rojas, y distintos pastores que están participando llevando ese aliento, ese alimento que es la palabra de Dios a quienes lo solicitan en todas las dependencias del Sistema Penitenciario Nacional", sostuvo.

Agradeció al Papa Francisco por su ejemplo, por sus oraciones y a los líderes religiosos que en todo el mundo claman a Dios y ofrecen consuelo a los pueblos desde la fe y la esperanza.

"Agradecidos por su ejemplo, por su admiración, por sus oraciones y a los líderes religiosos que en todo el mundo claman a Dios y ofrecen consuelo a su pueblo desde la fe y la esperanza".

Agradecidos por su ejemplo, por su admiración, por sus oraciones y a los líderes religiosos que en todo claman a Dios y ofrecen consuelo a su pueblo desde la fe y la esperanza

"Aquí en nuestro país nuestro reconocimiento a tantos hermanos y hermanas religiosos que nos han escrito, tantos pastores que nos han escrito y nos han dispuesto a continuar orando en todo momento, clamando a Dios en todo momento junto a las familias en cada barrio, comarca, comunidad, para que Dios continúe bendiciendo a cada hogar y a cada ser humano en el mundo y particularmente a aquellos hermanos y hermanas que debemos cuidar con más esmero a nuestros abuelitos, a nuestros enfermos crónicos, a nuestros pacientes con VIH- Sida con insuficiencia renal, con diabetes o con cualquier otro padecimiento que los vuelve especialmente vulnerables", dijo.

Todo tiempo tiempo debe ser para el bien

La compañera Rosario Murillo resaltó que en Nicaragua atesoramos la fortaleza que nos dan nuestras familias, donde crecemos en el gran espíritu de comunidad que glorifica, que clama, que se entrega a Dios y a la esperanza desde nuestros valores cristianos y solidarios.

"Estamos en absoluta conexión, en sintonía todos con ese Dios de todos, ese Dios que nos eleva por encima de todas las aflicciones, por encima de los sufrimientos, por encima de las miserias, ese Dios que con us protección y su divina inteligencia y poder nos hace ver como tiempos de aprendizaje nos enseña a ver como tiempos de aprendizaje cada situación, cada circunstancia y nos hace ver que sabiendo y conociendo lo que vivimos como fraternidad humana nos lleva ese conocimiento a encontrar más y más razones para amar".

Recordó que siempre hay por quien vivir, a quien amar, por quien luchar, razones para amar, para crecer para saber más y para entender que la vida es como es y que todo tiempo debe ser para la bondad para el bien, para la generosidad y para compartir con espíritu cálido y con fuerza de paz y bien los cambios que nos trae cada momento de la historia y estos momentos en particular.

"Lo más importante en nuestras vidas es entender que con buenos sentimientos, buenas emociones y gran esperanza podemos aprender más de todas estas crisis de todas estas situaciones para que siga aflorando el mejor estado de ánimo posible desde nuestra valiosa y valerosa cultura familiar, religiosa, comunitaria para que sepamos acuerpándonos, acompañándonos, comunicándonos, apoyándonos y aprendiendo a vivir con la calma necesaria, calma, tranquilidad, desde la fe aprendiendo a vivir más allá del temor natural y cierta dosis protector, aprendiendo a vivir, eso sí sin pánico por que nos paraliza con la fe que crece y con sentido de paz con el aliento supremo de Dios".

"Podemos informar con admiración y respeto a nuestro gran pueblo que seguimos amparándonos en el señor invocándolo a cada instante, primero Dios, primero Dios, primero Dios para trabajar, y trabajar bien en el campo, para producir más de todo lo necesario para la vida trabajando en los mercados en el comercio, en las pulperías, en todos los pequeños y medianos negocios en todos esos emprendimientos que quieran trabajar con conciencia, con responsabilidad aplicando por supuesto todas las medidas de protección que hemos aprendido, que están orientadas por las autoridades nacionales e internacionales también con la fortaleza de la fe y la luz de la esperanza seguimos estudiando e incorporando esos valiosos conocimientos que necesitamos para seguir avanzando paso a paso con tanto amor y dedicación en esta Nicaragua de todos en esta Nicaragua de paz y bien", puntualizó.