Los doctores Félix Sánchez, neumólogo del hospital La Mascota y Erick Uriarte, internista del Ministerio de Salud coincidieron este jueves en que el coronavirus es vulnerable al lavado de manos constante y a las medidas higiénicas en los hogares de las familias nicaragüenses.

En declaraciones al programa En Vivo de Canal 4, ambos abordaron diversos aspectos referidos a la pandemia que mantiene en vilo al mundo entero, con gran cantidad de víctimas y afectados.

El Dr, Sánchez estimó que con lo que se sabe ahora hay evidencia suficiente para actuar. Qué sabemos ahora, bueno, es un virus con una alta transmisibilidad, ya lo sabemos, estamos con 500 mil casos, 22 mil muertos. Afecta la mayoría de los países del mundo y tiene una tasa de mortalidad que anda cerca del 3.5 en el caso de España casi en 8, detalló.

Porque el comportamiento, esa es la otra parte, que aún conociendo varias de las características biológicas, y epidemiológicas del virus, este debe desarrollarse en un contexto, dijo.

O sea, el virus, lo han mencionado, el calor, el viento, la humedad, todos esos son determinantes, esos determinantes influyen en la forma en como vos vivís en las casas, cuánta gente vive, la circulación que hay en determinados lugares, señaló.

También influyen las costumbres de la gente y los buenos hábitos de las personas.

Aconsejó mantener ambientes airados para que circule el aire y no se acumulen en las viviendas bacterias. En un ambiente cerrado no es saludable porque se van acumulando virus, bacterias, hongos, advirtió.

En el caso de este virus, es una recomendación, la recomendación es también la higiene, la limpieza de la casa. Eso definitivamente va a limitar la exposición, insistió.

La distancia es importante entre las personas, la velocidad, el flujo, la distancia.

El virus vive dentro de la célula de la persona. En las secreciones esa es una forma transitoria, él no vive en las superficies externas, ni en la tierra, enfatizó.

Cuando usas jabones y detergente lo eliminas. Aquí lo importante es la distancia, una recomendación clara, hay que mantener la distancia. Protegerse, aunque sea con un papel higiénico o el hábito de evitar doblar el codo y lavarse las manos, agregó.

El Dr. Uriarte explicó que Nicaragua todavía está en un estado donde solo tenemos dos casos, eso hace que estén bien definidos los contactos, las personas con las que tuvieron relación los afectados y eso permite hacer un cerco de seguridad.

La ventaja que hay aquí es que considerando y conociendo ese mecanismo de transmisión podemos cortar ahí. Porque el virus una vez que esté en el cuerpo de la persona requiere los sistemas propios del paciente para su replicación, advirtió.

El virus fuera del cuerpo humano no es capaz de sobrevivir, no es cierto que va a replicarse, reproducirse y lograr tener una estancia sostenida, dijo el Dr. Uriarte.

Es interesante ver, es el vulnerable, después de todo, gracias a Dios es vulnerable porque la estructura que lo envuelve, con un jabón cualquiera al lograr hacer la espuma hace que la cápsula se rompa. Ya pierde su capacidad, dijo.

En cierta medida el virus es vulnerable en ese sentido.

Nicaragua gracias a Dios estamos en un punto donde hay dos casos definidos, contactos bajo control, bajo vigilancia médica y eso nos permite a los demás poder tener un estilo de vida, estamos en la mejor etapa, explicó.

Aconsejó prevenir la enfermedad antes que contraerla.