La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua informó que gracias a Dios la persona que se confirmó como el primer caso de Coronavirus en nuestro país está estable.

Gracias a Dios permanece estable, gracias a Dios, no ha requerido respirador, lo que significa que respira por su propia cuenta y todos estos son signos positivos valiosos que transmitimos a nuestro pueblo, con confianza, veracidad y por supuesto esperanza en Dios”, comentó.

Dijo que las personas que venía en el vuelo del día 15 de marzo están siendo entrevistadas y sabemos que permanecen asintomáticas, sin señales de enfermedad o contagio, y están en seguimiento según lo indicando por las experiencias, los expertos nacionales e internacionales en salud”, enfatizó.

La compañera Rosario Murillo explicó que la información de la primera persona con el Covid-19 fue trasladada al pueblo nicaragüense unos 30 minutos después de ser recibida por el Minsa, “todas las constataciones, esa información que nos permitió confirmar a nuestro pueblo, trasladar a nuestro pueblo la confirmación del primer caso de Covid-19 en nuestro país, habiendo recogido, como decíamos, todos los datos y detalles relacionados”.

Agregó que luego del anuncio de este miércoles en horas de la noche, desde entonces y hasta ahora nos hemos estado convocando de manera permanente, o hemos estado en seguimiento de nuestras convocatorias, nos hemos seguido convocando desde la comarca, el barrio, la familia, la comunidad a unirnos más, con cariño y respeto, a trabar más y mejor a seguir desplegando nuestra fortaleza culturales, sociales, familiares, comunitarias, nuestras fortalezas espirituales para mantener la calma y asegurar entre todos el interés nacional, el bien común, el cuido responsable amoroso, digo de todas las familias nicaragüenses en todas partes”.

La compañera Rosario agregó que todas las instituciones de Gobierno se han desplazado por toda nuestra sagrada geografía, en la continuidad de una campaña intensiva, educativa, preventiva y protectora “que desde la responsabilidad de todos, estados, gobiernos, instituciones alcaldías, movimientos sociales, juventudes, comunidad organizada, gran fortaleza, gran bendición de nuestra Nicaragua, reforcemos todos los cuidados y todas las medidas que nos ayude con la bendición de Dios a seguir trabajando, a seguir aprendiendo, a seguir llevando el pan a la mesa de las familias, a seguirnos respaldando y acompañando unos y otros, a seguir avanzando desde nuestra laboriosidad, integridad y buena voluntad, en ese afán honrado y honroso de todos los días, que nos asegura patria paz y porvenir”.

.