La vicepresidenta, compañera Rosario Murillo, hizo un llamado a las familias nicaragüenses a mantenerse en serenidad, responsabilidad y a mantener la calma para vivir en estos tiempos difíciles en los que el mundo se enfrenta al desafío de la pandemia de Covid-19.

Hermanos, hermanas, en primer lugar nuestras oraciones, nuestras oraciones al creador, a nuestra madre María, por el mundo entero y las familias que en el mundo entero, cada uno desde su fe, desde sus creencias, desde sus maneras de invocar a Dios, esas familias que en el mundo entero sufren, se afligen, se angustian, y bueno cumplen también con las orientaciones que van emanando de las autoridades internacionales y nacionales de salud y de los Estados, las decisiones que cada estado toma soberanamente para garantizar la preparación, la detección, la protección, tratar de reducir y suprimir la transmisión en todas partes del mundo, enfrentados como estamos a una pandemia global”, indicó durante su comunicación cotidiana con las familias nicaragüenses.

Todavía en nuestro país no tenemos casos, gracias a Dios, y bueno, siempre cumpliendo con las instrucciones de prepararnos, instrucciones que da nuestro presidente a nivel nacional como jefe de estado, instrucciones que recibimos de todos los organismos de salud a nivel panamericano, a nivel mundial, trabajando juntos con fe y esperanza, pero sobre todo con solidaridad. Mucha solidaridad, mucho pensamiento, muchas oraciones como hizo ayer el Papa Francisco que rezó ante el Cristo milagroso en la Iglesia de San Marcelo al Corso, por el fin de la epidemia en el mundo. Hermosa y famosa imagen de un Cristo que la creencia es que salvó a Roma de la peste, esto fue en 1522, fue llevado en procesión por los barrios de la ciudad para que terminara la gran peste. Ahí fue el Papa Francisco, ayer caminando de manera privada, fue a visitar la basílica de Santa María la Mayor, para rezar a la virgen cuyo ícono es custodiado y venerado ahí y también a la iglesia de San Marcelo ante la imagen del Cristo Milagroso, agregó.

Dijo que “nosotros estamos en oración, pidiéndole a Dios y a la Virgen por el mundo entero, por nuestra Nicaragua y también por supuesto en general por el mundo entero, como familias cristianas y solidarias y en particular por nuestra Nicaragua”.

Informó que seguimos trabajando en coordinación con el Sistema de la Integración Centroamericana, el SICA, desde la secretaría general.

El reporte es que hay tres países en la región que no tenemos casos, que no tenemos gracias a Dios defunciones: Belice, El Salvador y Nicaragua, y pendientes de todas las informaciones. Sabemos que en Honduras no ha habido defunciones según el último reporte de la secretaría general del SICA, que en Guatemala uno, que en Costa Rica tampoco ha habido defunciones aunque hay 35 casos confirmados, en Panamá una defunción y en El Salvador, Nicaragua, Belice, como decíamos, ni casos, ni defunciones hasta el momento, Gracias a Dios. No nos cansamos de dar gracias al creador y nos mantenemos en oración permanente. República Dominicana también sin defunciones gracias a Dios.

Tenemos también que son 164 mil 838 los casos confirmados en el mundo y 6 mil 471 fallecimientos también en el mundo", detalló.

Alegría y cariño para los que padecen la enfermedad

La compañera vicepresidenta también valoró que las personas que están sufriendo por el Covid-19 necesitan alegría, cariño y no sentirse solos.

Al respecto dijo que “hoy escuchaba una entrevista con una personalidad británica que decía, y se dirigía a los medios de comunicación, alégrennos, alégrennos. En estos tiempos de sufrimiento alegría necesitamos recibir de los medios y alertaba también sobre la soledad que pueden sufrir los adultos mayores que como sabemos son un sector altamente vulnerable y hay estados que han tomado sus precauciones, sus previsiones, sus medidas en relación a la protección a los adultos mayores, adultos mayores, mujeres embarazadas y enfermos crónicos que permanecen en sus casas y ahí es donde esta personalidad decía alégrennos, comuniquémonos con las personas que están en sus casas. Hagámosles sentir que los queremos, hagamos todo lo que sea posible para que perciban que estamos solidarios, en cercanía. Y luego también los familiares de aquellas personas que están en sus casas y que no pueden salir, pues también garantizar que les lleguen los alimentos, pero sobre todo el cariño. Eso es muy importante en estos tiempos en los que estamos sometidos, digo sometidos porque realmente es una lluvia de información alarmante en el mundo entero que no dudamos debe recibirse, pero importante es el llamado que hace la señora británica, la personalidad, alégrennos también, dennos alegría, música, porque hablando con algunos embajadores nuestros cuyas familias están también tomando en serio y con responsabilidad todas esas medidas de permanecer en sus casas, lo difícil que es, pero también, también cómo recuperamos precisamente como recuperamos la comunicación entre los miembros de la familia, cómo innovamos para crear ambientes de comunicación desde la sencillez de cada día, como dice el Santo Padre, sencillez de la oración”.

Nosotros sabemos lo que eso representa estar en su casa y cambiar completamente las normas de vida, y por eso decimos en solidaridad con todos los que sufren y se angustian en todas partes del mundo, decimos estamos sometidos a una lluvia de información que nos podría alarmar y por eso también hacemos el llamado a la serenidad, a la responsabilidad, a la serenidad y a todo lo que nos ayude a vivir estos tiempos difíciles con suma responsabilidad, con confianza en Dios en primer lugar, con confianza en las medidas que se van tomando en cada país, cada estado, con tranquilidad, con calma, siendo razonables y siendo solidarios, atendiendo a aquellos sectores de población que son catalogados como altamente vulnerables, fortaleciendo sistemas inmunológicos, visitando, garantizando que tengan en cada uno de los países lo que necesitan para vivir”, expuso.

Finalizó señalando que “en nuestro caso seguimos en oración, seguimos en coordinación, seguimos en comunicación y seguimos asumiendo todas las medidas de prevención, protección, preparación, necesarias para protegernos”.